Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Desde esta semana se desarrolla en Glasgow (Escocia) la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (). En ella se decidirán detalles de la implementación del Acuerdo de París, para evitar que la temperatura promedio del planeta aumente hacia el 2050.

LEE TAMBIÉN: Miles de jóvenes protestan en Glasgow y exigen justicia climática y racial

Aunque ni el presidente Pedro Castillo ni el titular del Ambiente, Rubén Ramírez, asistirán a esta reunión, la delegación peruana confía en obtener buenos resultados. El Comercio conversó con el viceministro de Desarrollo Estratégico de Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente (Minam) Alfredo Mamani sobre la estrategia peruana en esta reunión.

—Cuando se supo que el presidente Castillo no viajaría, hubo dudas al respecto de la participación peruana en la COP26. ¿Cuáles son sus objetivos para esta cita?

La llegada del presidente tuvo bastante expectativa, pero la coyuntura política del país en estos momentos dificultó su presencia. Lo mismo sucedió con el ministro del Ambiente, que ya tenía una agenda agitada estos días. Pero el Perú sí está representado por un equipo de los ministerios del Ambiente, de Relaciones Exteriores y de Agricultura, así como representantes de la Academia y otros funcionarios, como de gobiernos regionales y algunas ONG que han estado presentes, y organizaciones indígenas. Somos unos 68 participantes peruanos en Glasgow. El Minam, como estrategia, se ha planteado algunos objetivos a lograr.

“Siguen faltando instrumentos para saber qué medidas y de qué forma se puede atacar el cambio climático mediante la adaptación”.



—¿Cuáles son?

Son cinco aspectos. Primero, promover un mayor apoyo político en la meta global de adaptación. Siguen faltando instrumentos para saber qué medidas y de qué forma se podría atacar el cambio climático mediante procesos de adaptación. También queremos avanzar en las discusiones hacia la nueva meta de financiamiento global. Cómo una bolsa de financiamiento puede canalizarse hacia nuestro país. Nuestro tercer objetivo es promover una mayor ambición climática, o procurar cumplir con el objetivo de que el diferencial de temperatura hacia el 2050 no sea más allá de 1,5° C. El cuarto es la necesidad de actuar ante la emergencia climática. El quinto es promover la lucha contra el cambio climático en el marco del desarrollo sostenible: ahí tienen que entrar la igualdad de género, la intergeneracionalidad, la interculturalidad y de qué manera los derechos de todas las personas deben ser respetados.

—¿Qué acciones concretas tienen pensadas alcanzar?

Este espacio nos permite conocer si lo que habíamos pensado que podía hacerse finalmente podría materializarse. Justamente, hemos tenido un avance muy significativo en adaptación. Se trata de un compromiso con la Red Global del Plan de Adaptación Nacional (NAP), que es un instrumento internacional para el desarrollo sostenible. Ellos nos van a apoyar para promover un sistema de monitoreo y evaluación que nos permitirá saber cómo estamos en nuestros procesos y cómo aplicar medidas de adaptación. Esto nos servirá para conseguir financiamientos. En cuanto a mitigación, hemos tenido una reunión con Noruega para comprometerlos en conseguir apoyo para , lo que permitirá combatir un poco la deforestación y, luego, conseguir financiamientos.

—Según expertos, el Perú llegó a ser líder en temas ambientales hasta el Acuerdo de París, pero desde el 2016 todo se diluyó. ¿En este Gobierno se retomará ese liderazgo?

Si miramos a la COP20 del 2014, quizás ha ido disminuyendo la importancia que se le daba a la cuestión ambiental. Pero el presidente Pedro Castillo, al momento de asumir el Gobierno, manifestó su apuesta por un país viable, resiliente y ambientalmente amigable. Por otro lado, se ha comprometido a la declaración de la emergencia climática. Ese ya es un compromiso bastante fuerte y sí está retomando el liderazgo. Vamos a ser de los pocos países con un decreto supremo –que aún está en proceso– para declarar la emergencia climática. En los próximos años el Perú se va a poner a la vanguardia respecto de los temas del cambio climático y de desarrollo sostenible.


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER


SÍGUENOS EN TWITTER...