Redacción EC

Los científicos no solo quieren conocer el espacio y sus enormes misterios, también se están sumergiendo en lo profundo de los océanos, allí donde antes, a falta de los instrumentos necesarios, no se había podido ingresar. Lo mejor es que se están topando con grandes sorpresas, como por ejemplo, misteriosos animales de los que hasta ahora se tenía muy poca o nula información. 

Tal es el caso del equipo de exploradores E/V Nautilus, un buque de investigación que viaja por el mundo.  Durante una inmersión reciente en el archipiélago de Revillagigedo, en el Pacífico, la tripulación se topó con una forma de vida bastante inusual pero fascinante. Semejante a un enorme manto de plasma, aquel ser viviente se movía entre las oscuras aguas del lugar.

--- Un animal muy enigmático ---

Se trataba de la medusa Deepstaria, también conocida como Deepstaria Enigmática. La especie marina fue descrita por primera vez en 1967 por el biólogo inglés Frederick Russell como una medusa que, a diferencia de la mayoría, no tiene tentáculos. En cambio, tiene lo que los expertos llaman una "campana", es decir una lámina translúcida que ondula cuando el animal se mueve.

Por lo general se encuentran en los mares antárticos, pero se han detectado en aguas cercanas al Reino Unido, a profundidades de 829 hasta 1830 metros. No obstante, en esta oportunidad el equipo de exploradores se cruzó con él en el archipiélago mexicano.

Si bien el animal puede transmitir una imagen bastante tranquila, no debemos dejarnos engañar por esta, ya que en realidad se trata de un depredador que siempre está al asecho de su víctima. Su campana es una trampa mortal que expande para atrapar a sus inocentes presas, quienes, una vez dentro, son trituradas lentamente, sin posibilidad de escapar.

Luego, la medusa digiere su comida y los nutrientes son trasladados por todo su cuerpo a través de una hermosa red de canales en su piel.

Más noticias de Tecnología en...

TAGS RELACIONADOS