Redacción EC

Utilizando técnicas forenses y análisis del entorno, científicos pudieron determinar la causa y detalles de las muertes de dos crias de , ocurridas hace más de 40 mil años atrás.

Los cuerpos de los mamuts y Khroma fueron encontrados en en los años 2007 y 2008, respectivamente, a unos 5.000 kilómetros de distancia una de la otra. Ambas presentaban indicios muy parecidos sobre la causa de sus muertes.

En primer lugar, los científicos realizaron estudios dentales para determinar la edad de las crías, concluyeron que Lyuba tenía entre 30 a 35 días de nacida, mientras que Khroma tenía entre 52 y 57. Respecto a la causa de sus muertes, se hallaron restos de sedimentos en las bocas de ambos animales prehistóricos, determinando que ambos fallecieron de asfixia al caerse a agujeros de barro.

Para fortalecer la hipótesis de la caída, análisis en Khroma detectaron fracturas en su espalda, producto del golpe al caer. Además, se halló en el estómago del mamut restos de leche no digerida.

Para Daniel Fischer, paleontólogo de la y autor principal del , publicado en el Journal Pelontology, señala que es la primera vez que se realiza una investigación comparativa del esqueleto de dos mamuts.

Mientras que Zachary T. Calamari, co- autor del estudio y miembro del Museo Americano de Historia Natural, comenta que "estos dos mamuts exquisitamente bien conservados son como dos instantáneas en el tiempo. Podemos usarlos para entender cómo factores como la ubicación y la edad influyeron en la manera en que los mamuts se convirtieron en los grandes adultos que nos cautivan hoy".