“Algunos científicos podrían emigrar al no soportar la censura”
“Algunos científicos podrían emigrar al no soportar la censura”

Valeria Román es una experimentada periodista científica argentina. Ella ha ejercido el cargo de vicepresidenta de la Federación Mundial de Periodistas Científicos, ha sido editora de en el diario “El Clarín” de Buenos Aires y ahora escribe para las revistas especializadas “Scientific American” y “Nature”.

El Comercio conversó con ella para conocer sus impresiones tras las primeras decisiones tomadas por el presidente de EE.UU. Donald Trump que afectan directamente a la de ese país.

--¿Cómo ves el estado de la ciencia en EE.UU. hoy?¿Qué se puede esperar?

Estados Unidos viene de una etapa de liderazgo mundial en ciencia, tecnología e innovación. Cuenta con el mayor número universidades con mayor impacto relativo y tiene también un papel protagonista en las redes científicas, siendo a la vez país de origen y destino de científicos. El ex presidente Obama había creado un consejo con prestigiosos científicos, que señalaban medidas de acción basándose en la evidencia científica, o incluso se despidió con un ensayo en una revista de referato. El temor ahora es que el nuevo presidente, Donald Trump, no siga ese camino, y que desconozca a la investigación científica o que incluso la manipule.  

--¿Cuál o cuáles crees que son los problemas principales que enfrentan los científicos hoy en EE.UU.?

Por el momento, varios científicos han expresado preocupación por el recorte de fondos, la censura en la comunicación directa de los científicos con los medios de comunicación y con la ciudadanía en general, y porque se podría adoptar políticas que no contribuyen a frenar el impacto del cambio climático y la crisis de energía. 

--¿Qué lectura le das a que se haya eliminado de la web de la Casa Blanca la información sobre cambio climático?

Es llamativo que el Gobierno de Trump haya eliminado la web sobre cambio climático. Es un problema que afecta (y afectará aún más en el futuro) a todos los ciudadanos de su país y del mundo. El mundo está en un momento en que se necesita que el problema esté presente en la agenda diaria de los jefes de Estado de todo el mundo. También se necesita que todos los jefes de Estados tengan en cuenta cuáles son las evidencias científicas del cambio climático, y que actúen contra los intereses que conspiran para frenar o prevenir el impacto. Trump minimiza el impacto de las actividades humanas como causa principal del cambio climático. Durante la campaña presidencial, 375 científicos le habían mandado una carta a Trump para advertirle que "el cambio climático causado por los humanos no es una creencia, un engaño o una conspiración. Es una realidad física". 

--¿Cuál es la justificación para pretender que las investigaciones hechas por las agencias deban pasar no solo por la revisión de pares, sino por un panel político?

Los científicos en agencias federales producen muchísimos resultados, que no sólo sirven para tomar medidas gubernamentales sino también para ser publicados en revistas o difundidos en congresos. Al controlar a esas agencias y abandonar el sistema de revisión de pares, la calidad de la información podría deteriorarse, y ser manipulada para intereses específicos. 

--¿Qué opinas que ante la “censura” en redes sociales, varias oficinas científicas de EE.UU. estén usando cuentas alternativas para seguir distribuyendo su información? ¿Crees que llevar esta lucha al ciberespacio será de utilidad?

Sí, Hay que aprovechar las redes sociales para difundir buena información y eludir la censura de gobiernos que no quieren basarse en la evidencia científica. 

--Se está cambiando el rumbo de las políticas sobre cambio climático, sobre vacunas y otros temas en EE.UU. ¿De qué manera crees que esto afectará al estado de la ciencia en el resto del mundo?

Puede haber movimiento en distinta dirección. Algunos científicos de EE.UU. podrían emigrar al no soportar la censura y el negacionismo científico. Pero también podría darse el caso de que gobernantes de otros países que no han alcanzado un importante desarrollo científico empiecen a dar validez argumentos que tienen que con creencias para decidir sobre cuestiones de la salud de la gente y del planeta. Podría ser un riesgo entonces que el negacionismo se expanda más en otros países. 

TAGS RELACIONADOS