La sencilla prueba que te puede decir si tienes un corazón sano - 1
La sencilla prueba que te puede decir si tienes un corazón sano - 1
Redacción EC

¿Cómo el cuerpo humano sabe dónde tiene que situarse cada órgano? ¿Qué tipos de señales son las que dan comienzo a este proceso de traslado? Estas son incógnitas que la ciencia no ha resuelto del todo. No obstante, en un artículo recientemente publicado en "Nature", los autores ofrecen una explicación para la ubicación del corazón.

Antes que nada hay que entender que cuando el embrión empieza a formarse dentro de la madre, todos los órganos -que están en una etapa inicial y primitiva- se sitúan en la línea media del cuerpo, y poco a poco se van ubicando en su posición final.

En el caso del corazón, la investigación revela que durante su desarrollo empieza a recibir más células del lado derecho del cuerpo que del izquierdo. Este fenómeno de empuje hace que el órgano se desplace a la parte izquierda.

“Primero se forma el órgano primitivo en el centro, que es una especie de tubo, y luego se incorporan células a ese órgano embrionario que proceden de fuera del corazón, de los laterales del embrión. Hemos visto que llegan células de ambos lados, pero más de la derecha; estas ejercen una presión mayor y logran desplazar el corazón”, le dijo al portal Big Vang Ángela Nieto, coautora del trabajo e investigadora del Instituto de Neurociencias en Alicante (España).

Los especialistas detrás del estudio observaron este fenómeno tras analizar modelos de ratón, pez cebra y pollo.

Pero que el corazón reciba una mayor cantidad de células del lado derecho no es casualidad. Según los expertos detrás del trabajo, esto se debe a dos genes, llamados snail y prrx.

Cabe resaltar que si el corazón estuviese en el medio del cuerpo no habría una adecuada conexión con las venas y arterias; el órgano funcionaría pero con graves problemas.

"Comprobamos que al anular la función de estos genes, y con ello los movimientos de las células hasta el corazón, este [órgano] permanecía en el centro en las tres especies”, explica Oscar Ocaña, autor principal del estudio, citado por el portal El País.

TAGS RELACIONADOS