(Foto referencial: Shutterstock)
(Foto referencial: Shutterstock)
Redacción EC

Científicos holandeses han sacado de la estanterías de un museo un East Radcliff de fabricación inglesa construido en los años 60 para usarlo como patrón para elaborar modelos baratos y fáciles en la lucha contra el .

“El beneficio de este aparato es que el núcleo de la máquina es enteramente mecánico, así que no necesitas software ni electrónica para manejar el sistema, dijo el profesor Gerwin Smit, de la Universidad Delft y cerebro del proyecto.

Su equipo calcula que se pueden construir réplicas del respirador por 2.000-4.000 euros (2.174-4.347 dólares) en Europa, pero los costos bajarían si se hicieran en un país en desarrollo o tuvieran una producción masiva.

Smit, un ingeniero protésico, dijo que la idea se le ocurrió el mes pasado, mientras el virus se propagaba rápidamente por Países Bajos, y parecía que el país se quedaría corto de camas hospitalarias y respiradores.

Sabía que los primeros respiradores tenían partes simples, pero necesitaba uno con el que poder trabajar e identificó un modelo East Radcliff como una buena posibilidad.

Tras peinar su catálogo en internet, encontró que el museo de ciencias Boerhaave de la cercana Leiden tenía uno en su colección.

“Llamé al museo (y) les pedí tomar prestado el respirador y también les dije que lo iba a desarmar”, señaló.

El director del museo, Amito Haarhuis, reconoció que al principio le sorprendió la petición.

“Está absolutamente prohibido prestar nuestras piezas del museo, por no hablar de desarmarlas”, afirmó.

No obstante, ante la profundidad de la actual crisis sanitaria, el museo hizo una rápida excepción. “Hay vidas en juego”, indicó Haarhuis.

Envió el respirador a la Universidad Delft y el equipo de Smit lo desarmó pieza a pieza para ver cómo funcionaba.

“Hay un humidificador hecho desde una olla a presión, lo que me sorprendió realmente, y la caja de manivelas que hay dentro es la de la rueda trasera de una bicicleta”, señaló.

Su equipo quiere compartir sus planos de forma gratuita y enviar una réplica a investigadores en Guatemala.

Reuters

*El Comercio mantiene acceso libre al contenido sobre el COVID-19

-----------------------------------------------------------------

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus: ¿Cómo lavarse las manos correctamente?

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter...