La imagen muestra cápsulas del fármaco antiviral experimental Molnupiravir. (Foto: Merck & Co,Inc.)
La imagen muestra cápsulas del fármaco antiviral experimental Molnupiravir. (Foto: Merck & Co,Inc.)
Agencia AFP

Agencia de noticias

La farmacéutica estadounidense Merck anunció este miércoles un acuerdo que podría permitir que las versiones genéricas de su fármaco contra el para que las personas infectadas por la enfermedad estén ampliamente disponibles en los países pobres.

MIRA: El mundo no ha aprendido de la pandemia de COVID-19, advierten la OMS y el Banco Mundial

El Banco de Patentes de Medicamentos (MPP) dijo que había firmado un acuerdo de licencia voluntaria con Merck para facilitar el acceso mundial asequible al molnupiravir, el fármaco antiviral oral experimental contra el COVID-19 desarrollado por Merck.

Sujeto a la aprobación reglamentaria, el acuerdo ayudará a proporcionar un amplio acceso al molnupiravir en 105 países de ingresos bajos y medios.

MIRA: Solo un 28% de los peruanos confía en el sistema de salud

Los organismos reguladores de medicamentos de Estados Unidos y la Unión Europea ya han iniciado una evaluación del fármaco.

Los antivirales, como el molnupiravir, actúan reduciendo la capacidad de replicación del virus, frenando así la enfermedad.

MIRA: COVID-19 | Reducir a la mitad la primera dosis de AstraZeneca mejora su potencia, según estudio

Administrado a los pacientes a los pocos días de dar positivo en la prueba, el tratamiento reduce a la mitad el riesgo de hospitalización, según un ensayo clínico realizado por Merck, también conocido como MSD fuera de Estados Unidos.

El MPP, con sede en Ginebra, es una organización internacional apoyada por las Naciones Unidas que trabaja para facilitar el desarrollo y mejorar el acceso a los medicamentos en los países de ingresos bajos y medios mediante un enfoque innovador de la concesión voluntaria de licencias y la agrupación de patentes.

En virtud del acuerdo, Merck concede una licencia al MPP, que a su vez puede conceder sublicencias a los fabricantes de genéricos.

El acuerdo significa que los desarrolladores del fármaco no recibirán regalías por las ventas mientras el COVID-19 siga clasificado como emergencia de salud pública de interés internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La semana pasada, su comité de emergencia volvió a confirmar el estado de alerta máxima de la pandemia.

“Los resultados provisionales del molnupiravir son convincentes y consideramos que este candidato a tratamiento oral es una herramienta potencialmente importante para ayudar a resolver la actual crisis sanitaria”, dijo el director ejecutivo del MPP, Charles Gore.

Espera que este primer acuerdo voluntario de licencia para un medicamento relacionado con COVID-19 anime a otras empresas a presentarse.

Merck está desarrollando molnupiravir conjuntamente con Ridgeback Biotherapeutics.

La directora ejecutiva de la empresa, con sede en Miami, Wendy Holman, declaró: “Nos complace trabajar con el MPP para garantizar que las versiones genéricas de calidad del molnupiravir puedan desarrollarse y distribuirse rápidamente tras la aprobación reglamentaria”.

“Las asociaciones y la colaboración pueden hacer más por los retos sanitarios mundiales que lo que podría hacer una organización por sí sola”, añadió.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Elmer Huerta explica el futuro de la pandemia
Asegura que continuará hasta el 2022.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS