El exceso de ejercicio se ha relacionado con un mayor riesgo de ataque cardiaco. (Foto: Picabay)
El exceso de ejercicio se ha relacionado con un mayor riesgo de ataque cardiaco. (Foto: Picabay)
Redacción EC

A escala mundial, es poco común que menores de 35 años sufran de un ataque cardíaco; sin embargo, cuando esto sucede, se debe a un trastorno que acelera el ritmo de los latidos.

MIRA: COVID-19 | Descubren anticuerpo “ultrapotente” que bloquea múltiples variantes del coronavirus

Según Mayo Clinic, se estima que uno de cada 50.000 muertes súbitas por ataque cardíaco al año ocurre en deportistas jóvenes y algunas de las causas más comunes de defunción por fallas cardiovasculares son por engrosamiento del músculo del corazón, lo que genera arritmias; anomalías de la arteria coronaria, que evitan el correcto flujo sanguíneo; y el Síndrome de QT largo, una condición hereditaria que puede provocar desmayos.

Según el Dr. José Drago, médico cardiólogo y presidente de la Sociedad Peruana de Cardiología, el ataque de corazón en jóvenes es más recurrente si se tienen antecedentes familiares; es decir, si algún pariente consanguíneo, como hermano o padre, tuvo un infarto o alteración cardiometabólica antes de los 50 años.

MIRA: Tercera dosis | “Se necesita más gente vacunada y no más dosis en cada persona”

“En estos casos, los chequeos generales del corazón deben iniciar alrededor de los 20 años. Asimismo, es necesario compartir esta información con el médico, pues puede significar que existen altas probabilidades de desarrollar algún problema de este órgano a temprana edad”, indica.

El especialista agrega que también existen otras condiciones de riesgo que podrían propiciar el desarrollo de un problema cardiovascular en jóvenes, los cuales son incluso comorbilidades del COVID-19, tales como la hipertensión, la diabetes, el colesterol elevado o la hiperglicemia.

MIRA: Vacuna COVID-19 | ¿Qué efectos secundarios genera la tercera dosis de Pfizer?
La hipertensión aumenta el riesgo de ataques cardiacos. (Referencial - Pixabay)
La hipertensión aumenta el riesgo de ataques cardiacos. (Referencial - Pixabay)

“La pandemia generó que los pacientes descuidaran sus chequeos médicos por el miedo de asistir a los hospitales, provocando el descontrol de la condición y, en consecuencia, que desarrollen complicaciones, como fallas al corazón, afirma Drago.

Asimismo, el Dr. Drago señala que, de no ser tratados de forma oportuna, estos males suelen tener un pronóstico negativo o ser potencialmente fatales.

“Actualmente existen métodos innovadores y medicamentos cada vez más eficaces y con grandes beneficios para los pacientes. Tanto para evitar fallas o paros cardíacos, arritmias y otras alteraciones”, señala el especialista.

Para finalizar, el experto asegura que es importante fomentar la realización de chequeos preventivos en todas las personas, con mayor razón y precozmente, cuando se tiene factores hereditarios. Además, se deben cultivar hábitos de vida saludables, evitar el consumo de tabaco, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso adecuado según la contextura y talla, así como tener una alimentación balanceada.

VIDEO RELACIONADO

Elmer Huerta explica el futuro de la pandemia
Asegura que continuará hasta el 2022.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más