El astronauta Luca Parmitano realiza un experimento en la EEI. (Foto referencial: NASA)
El astronauta Luca Parmitano realiza un experimento en la EEI. (Foto referencial: NASA)
Redacción EC

Un experimento realizado a bordo de la (EEI) ha conseguido por primera vez producir carne cultivada fuera de la Tierra, sin presencia de ningún animal. Un experimento que podría ser el puntapié inicial para la fabricación de comida en el espacio, uno de los mayores desafíos en los futuros viajes interplanetarios.

La investigación realizada en el ambiente ingrávido del complejo orbital consistió en la bioimpresión 3D de carne de vacuno. Un logro que se consiguió gracias a la tecnología que desarrolla la firma israelí Aleph Farms, en colaboración con la compañía rusa 3D Bioprinting Solutions y dos compañías de alimentos de Estados Unidos.

-[]

-[]

►[]

Aleph Biofarms investiga en el cultivo de filetes de vacuno, lo que consiste en un pedazo entero de carne real y comestible a partir de sólo un par de células en un laboratorio. En este caso, los astronautas utilizaron esferoides de células bovinas para lograr su trozo de carne espacial.

El experimento consistió en cultivar un trozo de carne imitando el proceso natural de regeneración de tejido muscular de una vaca.

“En un experimento conjunto a bordo de la Estación Espacial, produjimos con éxito carne cultivada sin importar la disponibilidad de tierras y recursos hídricos locales. ¡Este es un hito hacia la promesa de alimentos sostenibles en cualquier lugar!”, declaró Aleph Biofarms en su cuenta de Twitter.

Parte de la importancia de este logro también está en en el futuro podría significar un cambio en la forma en que se ve la industria de la ganadería, uno de los sectores productivos que aporta en gran medida a la crisis climática.

Fuente: Emol, GDA

Síguenos en Twitter: