Tomás Unger Golsztyn

La semana pasada explicamos el origen de los cables submarinos, inventados para comunicación telegráfica a mediados del siglo XIX, y su constante evolución. Ni el teléfono ni la radio se habían inventado cuando los científicos de la época se lanzaron a crear cables impermeables que pudiesen extenderse a través de océanos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más