(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

El martes, un jurado estadounidense consideró que el Roundup, un herbicida a base de de la empresa y uno de los más usados en el mundo, contribuyó al linfoma no hodgkiniano (LNH) que sufrió Edwin Hardeman, un jubilado de unos 70 años.

En agosto pasado, un tribunal de San Francisco condenó a Monsanto a pagar 289 millones de dólares a Dewayne Johnson, que tenía el mismo cáncer. La multa fue luego reducida a 78,5 millones de dólares por una juez pero Bayer apeló la sentencia.

Pero ¿qué es el glifosato?

Es un herbicida no selectivo, el más utilizado a nivel mundial. Combate las malas hierbas sin necesidad de labrar, por eso se utiliza en la llamada agricultura de conservación, una práctica agronómica que persigue combatir la erosión del suelo que implicaría el laboreo. También se utiliza en el mantenimiento de parques y jardines y de infraestructuras de todo tipo.

En 2015, la Agencia para la Investigación del Cáncer de la OMS incluyó el glifosato en su lista negra como probable cancerígeno para humanos, en la misma categoría que la carne roja.

Sin embargo, aún no hay consenso científico. El mismo año, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria concluyó que ese riesgo resulta "improbable", aunque al mismo tiempo aseguraba no poder llegar a "una conclusión firme" respecto al potencial del glifosato de actuar como disruptor endocrino.

No obstante, el informe de la agencia europea ha sido puesto en entredicho. La publicación de los "papeles de Monsanto", documentos internos de la empresa, pusieron en duda la credibilidad de algunos estudios, según alegan alegan algunos eurodiputados.

En Estados Unidos hay miles de procesos en curso contra Monsanto pero lo que ocurra en el caso Hardeman, que todavía podría durar dos semanas, será clave para el futuro.

Fuente: Agencias

Síguenos en Twitter...