Johnny B. Goode: la canción que viaja a través del espacio
Johnny B. Goode: la canción que viaja a través del espacio

El mítico , astro del rock, acaba de fallecer el pasado sábado a los 90 años, heredando un tremendo legado a la música con temas como “You never can tell” o “Johnny B. Goode”, los que han quedado inmortalizados. Y no solo ha sido por la espectacular fama alcanzada, literalmente han quedado inmortalizadas al viajar por el espacio en una de las Voyager, las sondas de la  que lleva consigo una muestra de lo que es la civilización  humana.  

La Voyager fueron dos sondas lanzadas en 1977 para explorar el exterior del Sistema Solar. Ellas llevan en su interior un mensaje  grabado en un gramófono para cualquier forma de vida que la pueda hallar, según explica la propia en su portal dedicado a dichas naves.

Johnny B. Goode, junto a otras obras de músicos  como Mozart, Bach, Stravinsky; un mensaje en inglés de la secretaría general de la ONU; saludos en 55 idiomas; sonidos representativos de la tierra como los de animales, maquinas, fuego, besos y muchos más fueron seleccionados por un comité presidido por el científico Carl Sagan.

Tras el fallecimiento de la estrella de rock, muchos de sus seguidores lo han despedido en  publicando la carta que Carl Sagan y su mujer, enviaron al guitarrista por su 60 onomástico.

"Cuando dicen que tu música vivirá para siempre puedes pensar que, normalmente, están exagerando. Pero Johnny B. Goode está en el disco de la Voyager, ahora a 2000 millones de millas de la Tierra y con destino a las estrellas. Este disco durará mil millones de años o más”, dice la carta y finaliza con un mensaje de despedida aludiendo a la mítica canción: "Go, Johnny, go”

Chuck Berry reconoció a la revista el contenido autobiográfico de la canción. En ella habla de cómo un joven del campo aprende a tocar guitarra pensando algún día volverse una celebridad.

"La letra original decía That little colored boy could play (Ese chico de color podía tocar)", contaba el músico. "Lo cambié por country boy (chico de campo) o de lo contrario no sonaría en la radio". Fue publicada en 1958.

Ahora la música de Chuck viaja a miles de kilómetros esperando, quizás, algún día ser escuchada por otras civilizaciones.

MÁS DE LA NASA...

Los cinturones de radiación son conocidos como los "cinturones de Van Allen”, en honor de su descubridor, James Van Allen https://goo.gl/VZtZov

Posted by on 

TAGS RELACIONADOS