La protección de la capa de ozono ayudó a la Tierra. (Pixabay)
La protección de la capa de ozono ayudó a la Tierra. (Pixabay)
Redacción EC

El Protocolo de Montreal, que permitió luchar contra el agujero de la capa de ozono, también evitó un calentamiento adicional del planeta en unos 2,5ºC para 2100 al prohibir determinados aerosoles, según un estudio publicado el miércoles en la revista Nature.

MIRA: Científicos plantean una nueva teoría sobre los múltiples orígenes de la vida

El calentamiento global provocado por los gases de efecto invernadero, actualmente situado en unos 1,1ºC respecto al período preindustrial, provoca ya catástrofes como olas de calor, inundaciones, incendios, huracanes, etc.

El Protocolo de Montreal se firmó en 1987 para suprimir progresivamente los gases CFC (usados en la refrigeración y en los aerosoles), responsable del “agujero” de esta capa gaseosa que protege la Tierra de los rayos que provocan cáncer de piel, daños oculares e inmunitarios.

MIRA: Los secretos de la Cordillera de Colán: científicos suman 26 nuevas especies de anfibios y reptiles para la ciencia

Sin este acuerdo, el calentamiento global alcanzaría los 4ºC, incluso si los países consiguen limitar el alza del termómetro causada por otros gases por debajo del 1,5ºC, uno de los objetivos del Acuerdo de París, según este estudio.

Además de dañar la capa de ozono, los gases CFC son de hecho potentes gases de efecto invernadero que retienen el calor hasta 10.000 veces más que el dióxido de carbono (CO2).

MIRA: La especie de marsupial amenazada que sobrevive a los devastadores incendios de Australia
Proyección de calentamiento global. (UCL)
Proyección de calentamiento global. (UCL)

Pero hasta ahora los investigadores no habían estudiado el impacto que la radiación UV adicional tendría en la capacidad de la naturaleza para absorber los gases de efecto invernadero producidos en el planeta.

Según los investigadores que miden el impacto del Protocolo de Montreal, sin la prohibición mundial de los CFC ya estaríamos ante la realidad de una “tierra quemada”. Sus nuevas pruebas revelan que la capacidad crítica del planeta para absorber el carbono de la atmósfera podría haberse degradado de forma masiva, disparando las temperaturas globales si siguiéramos utilizando productos químicos que destruyen la capa de ozono, como los CFC.

MIRA: Un planeta con fiebre, por Tomás Unger

Desde los años 1960, los bosques y los suelos absorben un 30% del CO2 emitido por los seres humanos a la atmósfera y los océanos, un 20% adicional.

Los investigadores, dirigidos por Paul Young de la universidad de Lancaster, descubrieron a través de modelos que los productos que dañan la capa de ozono habrían también degradado la capacidad de las plantas para almacenar el CO2.

Gráfico muestra la evolución de la capa de ozono en los años. (Foto: AP)
Gráfico muestra la evolución de la capa de ozono en los años. (Foto: AP)

“Un mundo en el que estos productos químicos aumentan y continúan retirando la capa de ozono protectora habría sido catastrófico para la salud humana, pero también para la vegetación”, según Young.

El planeta ya ha experimentado un calentamiento de 1°C con respecto a las temperaturas preindustriales. Incluso si de alguna manera lográramos llegar a las emisiones netas de CO2, el aumento adicional de 2,5°C nos llevaría a un aumento de 3,5°C. Esta cifra supera con creces el aumento de 1,5 °C respecto a los niveles preindustriales que muchos científicos consideran que es el máximo que puede aumentar la temperatura global para evitar algunos de los efectos más perjudiciales del cambio climático.

El doctor Chris Huntingford, del Centro de Ecología e Hidrología del Reino Unido, subraya que “este análisis revela una notable vinculación, a través del ciclo del carbono, entre las dos preocupaciones medioambientales globales que son el daño a la capa de ozono y el calentamiento global”.

Agencias

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

ONU: El ser humano ha causado cambios climáticos irreversibles
Un informe del grupo gubernamental de expertos para el cambio climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revelan que los efectos causados por el hombre durarán milenios y serán irreversibles. (Fuente: TV Perú)

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: