Esta foto tomada el 21 de agosto de 2019 muestra a un asistente de laboratorio examinando muestras del mosquitos que transmite el dengue en el Instituto Pasteur en la ciudad de Nha Trang, en el sur de Vietnam. (Foto: Nhac NGUYEN / AFP)
Esta foto tomada el 21 de agosto de 2019 muestra a un asistente de laboratorio examinando muestras del mosquitos que transmite el dengue en el Instituto Pasteur en la ciudad de Nha Trang, en el sur de Vietnam. (Foto: Nhac NGUYEN / AFP)
Yerson Collave García

Periodista de ciencia y salud

yersoncollave@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En el distrito de Santa Ana, provincia de la Convención, en Cusco, los casos de son recurrentes, y aunque Jimena Rodriguez lo sabía, lo primero que pensó cuando comenzó a sentirse mal fue en el .

MIRA: Ómicron | “La pandemia se seguirá prolongando mientras haya millones de personas sin vacunar”

“Tuve un dolor de cabeza leve, pensé que era porque no estaba usando los lentes esos días, y lo dejé pasar. Al día siguiente amanecí normal, pero mediodía después, cuando estaba trabajando, se me subió la temperatura de un momento a otro. Lo primero que pensé es que era covid, nos cuenta la joven periodista, que tuvo dengue en febrero de este año.

Entonces, acudió a un centro de salud y fue directamente al área covid, donde el personal de salud también creyó que se trataba de un caso más causado por el coronavirus SARS-CoV-2, pero la prueba para descartarlo se la podían hacer todavía dos días después.

MIRA: “No nos miren como si fuéramos diferentes”: ¿Cómo es vivir con labio leporino y paladar hendido?

También recordó que una compañera de trabajo había tenido síntomas parecidos un mes antes y fue diagnosticada de dengue, lo que le hizo pensar que podía tratarse de lo mismo, ya que no tenía síntomas respiratorios como tos o dificultad para respirar. El dengue, a diferencia del covid, es una enfermedad transmitida por mosquitos.

Así pasó la primera noche. Sola. En un cuarto a miles de kilómetros de Lima, la ciudad donde nació.

MIRA: Ómicron | Las medidas que sirven para evitar la transmisión de cualquier variante

“Me comenzó a doler mucho el cuerpo. También me dolían mucho los ojos y estaban muy rojos. Estuve dos semanas mal. La primera noche la pasé fatal, con un dolor en la zona baja de la espalda y esa noche no pude dormir por la fiebre de casi 40 grados, además vivía sola…”, relata la joven que labora en una radio local.

Jimena Rodríguez trabaja como periodista en distrito de Santa Ana, Cusco. (Cortesía Jimena Rodríguez)
Jimena Rodríguez trabaja como periodista en distrito de Santa Ana, Cusco. (Cortesía Jimena Rodríguez)

Tuvo que acudir a un laboratorio privado para descartar si tenía dengue. Una prueba de sangre confirmó el diagnóstico, pero también se hizo un test de covid, pues muchas personas en zonas endémicas han tenido las dos enfermedades a la vez, lo que muchas veces ha dificultado su tratamiento, como explicamos en un

La coexistencia de dengue y COVID-19 es un problema que se ha notificado desde el inicio de la pandemia, y aunque hoy los síntomas pueden ser distinguidos de una mejor manera, la Organización Panamericana de la Salud “recomienda el triaje adecuado de pacientes tanto para la detección oportuna de signos de alarma de dengue como para disminuir el riesgo de infecciones por SARS-CoV-2 adquiridas en los servicios de atención de salud”, sobre todo en las zonas de mayor prevalencia.

El mosquito Aedes aegypti puede transmitir el dengue, chikungunya, zika y fiebre amarilla. (Foto: Getty Images)
El mosquito Aedes aegypti puede transmitir el dengue, chikungunya, zika y fiebre amarilla. (Foto: Getty Images)

Cusco es una región endémica de la enfermedad, que es transmitida por el mosquito Aedes Aegypti, también vector del zika, chikungunya, etc. Solo en el distrito de Santa Ana, una localidad andino-amazónica, se han confirmado 749 casos de dengue hasta fines de este mes, según datos de la Dirección Regional de Salud del Cusco.

Cada año, diversas regiones del país afrontan brotes de dengue, que solo este año ha registrado más de 32 mil casos confirmados y 31 fallecidos, y se espera que los casos se incrementen debido a que el país ingresa a los meses de mayor circulación de la enfermedad. En octubre, el Ministerio de Salud declaró en emergencia sanitaria a 51 distritos de 15 regiones del Perú por el riesgo inminente de brotes de dengue. La última gran epidemia se inició a fines del 2019, antes de que llegara el COVID-19.

***

Jimena estuvo mal durante dos semanas. Afrontó la enfermedad con medicinas que trataban sus síntomas, pero no la curaban. No hay cura para este mal, aunque afecte a decenas de miles de personas en América Latina y el Caribe, al igual que en África y Asia.

Su salud y juventud le ayudaron a superar la enfermedad, que es conocida desde hace décadas como la ‘fiebre rompe huesos’, por el intenso dolor que causa en el cuerpo. Pero muchas personas no corren con la misma suerte, advierte la

Las personas que tuvieron dengue, indica , tienen mucho más riesgo de reinfectarse con otro de los cuatro serotipos de la enfermedad y pueden tener un cuadro mucho más grave, cuyo síntoma principal es la hemorragia.

Se ha investigado sobre el dengue desde hace décadas, pero la vacuna que se ha logrado es poco eficiente, advierten los expertos, pues protege solo para algunos serotipos.

“Aquí la situación del dengue es preocupante, mucho más que el covid”, nos dice Jimena.

Como reportamos en la pandemia hizo que se descuide la atención de otras enfermedades que afectan al país desde hace siglos. Este es el caso del dengue.

VIDEO RELACIONADO

Piura es declarada en emergencia sanitaria por dengue
El Gobierno declaró en emergencia sanitaria por brote y riesgo inminente de brote por dengue en 51 distritos priorizados de los departamentos de Piura, San Martín, Loreto, Huánuco, Junín, Cajamarca, Cusco, Madre de Dios, Ayacucho, Lima, Amazonas, Ucayali, Pasco, Tumbes e Ica. (Fuente; América)

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS