(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)
Redacción EC

Un 50% de la población mundial entre 12 y 35 años –unos 1100 millones-, podría tener una irreversible debido a los sonidos estridentes a los que se expone escuchando con audífonos la música transmitida desde un teléfono .

Además de la sordera o pérdida parcial del oído, los usuarios de estos aparatos pueden desarrollar tinnitus o acúfeno, una afección que se manifiesta en la sensación de un sonido agudo constante que no proviene del exterior, aclaró la  en un reciente comunicado.



En este contexto, la Organización Mundial de la Salud ha emitido unas recomendaciones sobre el volumen de sonidos de estos aparatos.

La nueva normativa fue elaborada por la OMS en conjunto con la Unión Internacional de Telecomunicaciones, otra agencia de la ONU.

Las recomendaciones que se plantean comprenden una serie de opciones de seguridad, que de no ser activadas serán por cuenta y riesgo del usuario. Entre las propuestas figura el control del volumen, incluida su disminución automática en caso de que se sobrepase el límite recomendado o a través de una aplicación de control parental.

También se ha pensado en la creación de perfiles personalizados en función de las prácticas auditivas del usuario, quien podría así saber si está utilizando un volumen seguro o no. Las recomendaciones deberán ser adoptadas ahora por cada gobierno y por los fabricantes de los dispositivos de audio de forma voluntaria.

Fuente: Agencias