El dinosaurio fue llamado Stegouros. (Foto: Martin BERNETTI / AFP)
El dinosaurio fue llamado Stegouros. (Foto: Martin BERNETTI / AFP)
Redacción EC

El Stegouros elengassen, un enigmático cuya cola en forma de garrote ha causado desconcierto en científicos, fue presentado este miércoles por paleontólogos chilenos, tres años después de que sus restos casi intactos fueran descubiertos en la Patagonia, en el sur de Chile.

MIRA: Científicos diagnostican infección ósea en la mandíbula fósil de un Tyrannosaurus rex

En febrero de 2018, un grupo de 19 científicos realizaban excavaciones en Cerro Guido, un prolífico yacimiento de restos de dinosaurios ubicado en una agreste zona de la Patagonia chilena, donde encontraron rocas con huesos de lo que parecía un dinosaurio ornitópodo.

Pero desde el fondo de la tierra sorpresivamente aparecieron los restos de una cola que los desconcertó.

MIRA: Seis mitos sobre los dinosaurios que aún confunden a mucha gente

“Fue la principal sorpresa (…) esta estructura es absolutamente desquiciada, porque la cola estaba recubierta de estos siete pares de huesos dérmicos, cinco de los cuales estaban fusionados en la mitad de la cola tapando estos huesos produciendo un arma absolutamente distinta a todo lo que se conocía para cualquier dinosaurio, dijo Alexander Vargas, uno de los paleontólogos, durante la presentación del descubrimiento en la Universidad de Chile, en la que también participaron autoridades de gobierno.

Los expertos se mostraron sorprendidos también de haber logrado descubrir el 80% del esqueleto del dinosaurio casi intacto.

MIRA: Por qué los científicos critican las millonarias subastas de esqueletos de dinosaurios

Después de la realización de análisis, estimaron que el animal vivió en la zona entre 71 a 74,9 millones de años atrás. Tenía una longitud de unos dos metros, pesaba cerca de 150 kilos y era herbívoro.

El extremo de su extraña cola se asemeja a una fronda de helecho o a un macuahuitl, el temido garrote de guerra utilizado por los antiguos aztecas. (FELIPE POGA)
El extremo de su extraña cola se asemeja a una fronda de helecho o a un macuahuitl, el temido garrote de guerra utilizado por los antiguos aztecas. (FELIPE POGA)

El descubrimiento fue publicado también en la reconocida revista científica Nature.

Una extrañísima cola

La extrañísima cola poseía siete pares de huesos dérmicos proyectados lateralmente, que le dan un aspecto similar a una fronda de helecho o a un “Macuahuitl”, un garrote de guerra utilizado por los antiguos aztecas que habitaron Centroamérica.

Justamente, este rasgo dio origen al nombre que los científicos dieron al dinosaurio: “Stegouros elengassen”. Stegouros se traduce como “cola techada”, mientras que “elengassen” es el nombre de un mítico monstruo acorazado en la tradición de los antiguos pueblos patagones o tehuelches del sur del continente americano.

Los expertos sostienen que los restos se tratarían de un linaje desconocido de un dinosaurio “acorazado” nunca visto en el hemisferio sur, con características asociadas a otras especies ya identificadas en el norte del continente, como las colas con púas pareadas de los estegosaurios o la enorme maza redondeada en la cola de los anquilosaurios que vivían en los dos hemisferios.

“Desconocemos las razones por las cuales evolucionó una estructura como esta (la cola). Sí sabemos que dentro de los grupos de los dinosaurios acorazados parece haber una tendencia a desarrollar de manera independiente distintos mecanismos de defensa en base a huesos dérmicos”, dijo, en tanto, Sergio Soto, otro de los paleontólogos.

Los fósiles de un Stegouros elengassen, una nueva especie de dinosaurio no aviar cuyos restos fueron descubiertos intactos en la Patagonia, se exhiben en Santiago el 1 de diciembre de 2021. (Foto: Martin BERNETTI / AFP)
Los fósiles de un Stegouros elengassen, una nueva especie de dinosaurio no aviar cuyos restos fueron descubiertos intactos en la Patagonia, se exhiben en Santiago el 1 de diciembre de 2021. (Foto: Martin BERNETTI / AFP)

Un nexo entre América y la Antártida

Los fósiles del Stegouros fueron encontrados en el valle de Las Chinas, en Cerro Guido, cerca de la frontera con Argentina (unos 3.000 km al sur de Santiago). Con una extensión de unos 15 km, allí afloran distintas formaciones de rocas que contienen fósiles que han sido estudiados por científicos desde hace varios años.

Para los paleontólogos, esta zona es “una especie de libro que nos permite entender las sucesiones de flora y fauna que habitaron ese lugar”, que también ha ayudado ha descubrir la cercanía que hubo hace millones de años entre lo que hoy es América y la Antártida.

“Existen distintas evidencias contundentes de que hay una conexión biogeográfica con otras regiones del planeta, en este caso Antártida y Australia, porque tenemos dos dinosaurios acorazados cercanamente emparentados con este (Stegouros)”, aseveró Soto.

“Gran parte de la biota que se conforma en el extremo austral de Sudamérica y que hasta el día de hoy tenemos preservada -por ejemplo, los bosques de Notofagus (árboles y arbustos del hemisferio sur)- probablemente provienen de esta conjunción de estos continentes y esta comunicación donde pasaban cierto estas floras y estas faunas como estos dinosaurios libremente”, agregó.

El estudio, detalla en un comunicado Sergio Soto, permitió determinar que el espécimen se trataba de un anquilosaurio transicional, “es decir, un eslabón evolutivo entre los anquilosaurios y otros linajes más antiguos de dinosaurios acorazados. Stegouros tiene solo algunos de los rasgos que normalmente se encuentran en anquilosaurios, particularmente en el cráneo, pero muchos otros están ausentes. También tiene algunos rasgos parecidos a los estegosaurios, heredados desde un ancestro común con ellos, pero que otros anquilosaurios perdieron en la evolución”.

Es por esto que los investigadores sostienen que el hallazgo representa una verdadera “Piedra Rosetta” de este grupo de animales, una pieza que permite dar sentido a la evolución de los pocos restos identificados como anquilosaurios en el Hemisferio Sur.

Agencias

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Ómicron: OMS recomienda a personas vulnerables no viajar ante nueva variante
¿Vuelven las restricciones para viajar? La nueva variante de la COVID-19, Ómicron, está llevando a la OMS y diversos gobiernos a dar ciertas recomendaciones y tomar determinadas medidas para frenar su propagación. Aquí te contamos de qué se trata.

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter: