Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Una de las características de Lima es su particular cielo cubierto por una gruesa capa de nubes. Aunque esta situación tiende a cambiar hacia el verano –donde se nota mayor brillo solar y hay más días con el cielo despejado–, quienes vivimos en la capital no debemos esperar hasta los primeros meses del año para preocuparnos por el cuidado de .

“Cada vez los casos de son más comunes, sobre todo porque el Perú es muy vulnerable a la radiación ultravioleta. Hace unos años el nivel de radiación más alto era 12. Hoy, los niveles en el Perú son superiores, y en algunas zonas del país sobrepasan peligrosamente el nivel 15. Entonces, el cuidado de la piel debe preocupar a todo el país”, advierte en diálogo con El Comercio Érika Romero, directora nacional de la campaña Día del Lunar, que en febrero celebra 26 años de realización ininterrumpida.

(Infografía: Jean Izquierdo)
(Infografía: Jean Izquierdo)

La exposición sin protección a los rayos ultravioleta (UVA y UVB) puede originar uno de los cánceres a la piel más peligrosos: el melanoma. “Puede ser mortal, dependiendo del estadio en que se detecte. La radiación la vamos acumulando con el paso del tiempo. Los tres minutos que estuviste expuesto en la calle se suman a la media hora que estuviste ayer, y a las cuatro horas haciendo cola el año pasado, y así. Esas agresiones alteran las células de la , sin importar que sea invierno o verano. Con un chequeo anual se puede prevenir”, dice la doctora Romero.

CUIDADO CONSTANTE

Es importante que cada uno conozca su fototipo. Esto es la capacidad de adaptación al sol que tiene cada persona desde que nace, que determina si una piel se broncea, y cómo y en qué grado lo hace.

“Si usted tiene diagnosticado algún problema de la piel, como acné, rosácea, lupus o vitiligo, o tiene un fototipo 1 o 2 (tono de piel muy claro), es necesario que tenga una consulta para que sepa los cuidados especiales que debe tener”, comenta el doctor Óscar Medrano, asesor médico de Bahía Solar.

No solo eso, pues las personas con pieles más oscuras pueden estar en riesgo si no han tenido precauciones durante el paso de los años.

(Infografía: Jean Izquierdo)
(Infografía: Jean Izquierdo)

“Una de las principales recomendaciones es no exponerse a la luz solar en las horas donde la radiación es mayor, es decir, entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m. Si eso no es posible, siempre colocarse bajo la sombra, usar ropa con mangas largas, gorros o sombreros de ala ancha, y sobre todo usar un buen bloqueador solar en las zonas que queden expuestas al sol”, recuerda el especialista.

El doctor Medrano indica que hay que evitar exponer directamente al sol a los niños menores de 6 meses. “Entre esa edad y los 3 años deben usar todas las otras recomendaciones, más un bloqueador con factor de protección solar de 50 como mínimo. Los adultos pueden usar al menos de 30 en adelante. Pero hay que cerciorarse de que sean de calidad y que ofrezcan protección UVA y UVB”.

“Así como nos cepillamos los dientes y nos bañamos todos los días, debemos acostumbrarnos a usar protector solar todos los días, no solo en el verano”, reflexiona la doctora Romero.