Esta es la caravana con forma de misil atómico creada por un ciudadano en Alaska. (Foto: Atomic Camper)
Esta es la caravana con forma de misil atómico creada por un ciudadano en Alaska. (Foto: Atomic Camper)
Redacción EC

Un civil en Alaska, Estados Unidos, ha construido una caravana artesanalmente. El vehículo se caracteriza por su forma de misil atómico y la capacidad de recargar sus baterías con ayuda de la luz del sol. El cuenta con su propia página en Facebook, donde es celebrado por miles de seguidores.

MIRA: La IA perfecta para emprendedores: esta app genera fondos para tus productos con inteligencia artificial

Se trata del pequeño pero potente Atomic Camper. El creador de este curioso vehículo es Bill Guernsey, quien tardó aproximadamente dos años en terminar de construir y poner en marcha la caravana.

Aunque pequeño, el Atomic Camper tiene todas las comodidades de cualquier vehículo de este tipo. Guernsey decidió crearlo tras sobrevivir un accidente aéreo y se inspiró en la era atómica para su diseño.

MIRA: Los mejores inventos del Perú: las dos ferias tecnológicas que se desarrollarán en noviembre

Una vez estuvo terminada, fue comprada por la pareja Victor y Carrie, quienes mostraron su atención hacia la peculiar caravana. Ambos realizan viajes por los bosques de Alaska y tienen todo registrado en una .

El Atomic Camper está hecho de una estructura de madera y recubierta de fibra de vidrio para proteger al vehículo de cualquier evento climático. La caravana usa luz solar para alimentar sus baterías y así encender el sistema de iluminación y las tomas de corriente con las que cuenta. Además, no necesita un generador auxiliar pues la carga que obtiene es suficiente.

El interior tiene todo lo necesario: un tanque de agua, calefacción, un lavabo, una ducha y tres bombas capaces de suministrar agua al calentador. Además, cuenta con una cocina pequeña a gas, armarios para guardar alimentos y cajones para los utensilios.

MIRA: Amazon continúa apostando por la entrega aérea de pedidos y presenta su nuevo dron MK30

Si bien no tiene una cama, el Atomic Camper alberga dos bancos acolchados a modo de asientos y, a veces, puede funcionar como una cama personal.

No hay duda de que tanto el interior como exterior del vehículo promete transportar al viajero a la década de los 50, cuando la energía nuclear y la Guerra Fría sacudían al mundo.



Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más