Harvard inventó un robot que usa tentáculos en lugar de manos. (Foto: Harvard SEAS)
Harvard inventó un robot que usa tentáculos en lugar de manos. (Foto: Harvard SEAS)
Grupo GDA

Cuando los fabricantes de piensan en algún sistema para permitir que estos dispositivos sean capaces de capturar un objeto, tienden a imitar el funcionamiento de alguna extremidad animal: algún sistema de dos o tres dedos que funcionen como una pinza para agarrar algo. A veces usan más falanges, como en la mano humana, pero esto suele evitarse para no complicar el diseño.

MIRA: Autos eléctricos: youtuber se cansó de recargar su Tesla y le añadió un generador a gas | VIDEO

En la decidieron probar con otro diseño, más arriesgado, que en teoría es más dúctil para tomar objetos de formas diversas, pero que parece salido de una película de terror: un brazo robotizado con tentáculos. El color rosa elegido para fabricar estos tentáculos no colabora.


Como los de un pulpo o una medusa, los tentáculos son más flexibles que una mano o una pinza, se adaptan a cualquier volumen y son más sencillos de fabricar. En este caso, se trata de unos tubos de goma, huecos, que no tienen un mecanismo rígido de movimiento (como en una pinza) sino que se mueven, aflojan o endurecen en función de la presión: o cuelgan flojos o se enrulan haciendo algo de fuerza. Los tubos de goma tienen una zona más gruesa, para obligar al tentáculo a contraerse como un rulo.

MIRA: El iPhone barato de Apple tendría un diseño inspirado en el modelo XR y saldría en 2023, según filtración

Los tentáculos no se enroscan en un objeto en forma direccionada, sino que es algo aleatorio (es decir, no se sabe cuál de los tentáculos se enganchará con el objeto) pero una vez que lo hace lo sujeta con mucha firmeza, y colabora para que otros tentáculos adopten una posición similar y ajusten aún más la captura.

A la vez, por como funciona el sistema, provee un agarre certero, pero sin hacer una fuerza excesiva, lo que los hace ideales para capturar objetos frágiles, uno de los mayores desafíos para las manos robóticas, y que se suele resolver incorporando sensores de presión para frenar la pinza robótica convencional cuando ya fijó posición alrededor del objeto a agarrar. Así, según los diseñadores, podría usarse para agarrar frutas, vidrios y otros elementos frágiles.

GDA / La Nación / Argentina

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más