Redacción EC

anunció que pondrá a prueba sobre las pistas un con tecnología de recarga solar a fin de mes. Se trata de un modelo híbrido (con motor de combustión y eléctrico) que tendrá un enchufe para recargarse, pero también será capaz de recuperar diariamente 56,3 km de autonomía durante la marcha gracias a sus paneles solares.

No es una idea novedosa, pues la firma asiática ya tiene un modelo con estas características en Japón: el Toyota Prius híbrido. Sin embargo, esta nueva versión es un paso adelante frente a su antecesor, siendo capaz de generar 4,8 veces más de energía, es decir, tiene una capacidad de generación de 860 W frente a los 180 W del primer Prius. Además, la eficiencia de los paneles solares es superior al 34 %, frente al 22,5 % del otro modelo.

Otra gran diferencia es la tecnología de recarga. El auto que ya se distribuye en Japón cuenta con una batería de iones de litio de 8,8 kWh de capacidad, que le otorga una autonomía en modo eléctrico de alrededor de 68,2 km cuando está estacionado y 6,1 km cuando está en marcha. En cambio, el nuevo Prius (aún en fase de prueba) puede recuperar un máximo de 44,5 km de autonomía cuando está estacionado y 56,3 km durante la marcha.

Su sistema de recarga está basado en la tecnología de células fotoeléctricas de Sharp, que en este caso se disponen tanto en el techo como en el capó y en la luna trasera, incrementando así la superficie y, por tanto, su capacidad.


Cabe precisar que cada célula fotoeléctrica de este modelo es una fina película de alrededor de 0,03 milímetros de grosor, lo que facilita su instalación sobre la carrocería, respetando las curvas y formas de la misma.

Toyota realizará las pruebas de este (aún) prototipo en la llamada ‘Toyita City’ (cerca de Tokio), con la intención de recopilar datos sobre las capacidades de recarga solar del carro y, de esa manera, poder desarrollar un sistema de recarga definitivo para llevarlo a producción.

Síguenos en Twitter...