Gollum (izquierda) y Caesar, dos de los roles más icónicos del actor británico Andy Serkis (centro). (Foto: New Line Cinema/AFP/20th Century Films)
Gollum (izquierda) y Caesar, dos de los roles más icónicos del actor británico Andy Serkis (centro). (Foto: New Line Cinema/AFP/20th Century Films)
Juan Luis  Del Campo

Hablar de es sinónimo de hablar del motion-capture (captura de movimiento). Y es que cuando esta tecnología todavía estaba en su infancia, el actor británico la llevó al mainstream gracias a su icónica interpretación como Gollum en la trilogía de “El señor de los anillos” de Peter Jackson, después de la decepcionante aparición de Jar Jar Binks en “Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma” solo dos años atrás.

Su revolucionario trabajo continuó en las siguientes décadas, y hasta la fecha también a encarnado al ‘rey de los monos’ en “King Kong” - también de Jackson -, al capitán Haddock en “The Adventures of Tintin” de Steven Spielberg, Caesar en la trilogía de “El planeta de los simios” y al villano Snoke en las secuelas de “Star Wars”.

Pero una faceta menos conocida de Serkis es su trabajo como director, el cuál ahora resalta por la salida de “”, su primera incursión en un multimillonario blockbuster, este 1 de octubre.

INICIOS

Andrew Clement Serkis nació un 20 de abril de 1964 en el condado de Middlesex, Inglaterra. De ascendencia iraquí, su madre era una profesora de niños con discapacidades de nombre Lylie Weech y su padre un doctor de nombre Clement Serkis.

Aunque inicialmente Serkis entró a la universidad para estudiar artes visuales, pronto se enamoró de la actuación y lo convirtió en su carrera.

Mi elección de carrera fue una gran decepción para mis padres”, recordó Serkis en una entrevista con . “Ya era lo suficientemente horrible cuando elegí estudiar artes visuales, pero cuando hice un módulo de teatro en el primer año, eso lo puso todo patas arriba. Llamé a mi madre para decirle que iba a ser actor - me respondieron con silencio y miedo”.

Tras graduarse pasó su tiempo realizando teatro, lo que sirvió como base para su carrera posterior y le inculcó su perspectiva sobre la actuación:

El director que dirigía el teatro era un hombre extraordinario que tenía una verdadera visión para el teatro y su lugar en la comunidad. Él realmente creía que el arte era para cambiar la sociedad y que el trabajo del actor era ir a investigar y encontrar información y traerla de vuelta con la audiencia en una manera que podrías llamarla política”, indicó Serkis en una entrevista . “Eso siempre ha definido mi actitud a la actuación de una manera. El que es un servicio, que es algo para el beneficio de otros.

Su primer roce con un personaje no tan humano también lo tuvo en el teatro. En 1992 interpretó al personaje de Dogboy en una puesta en escena de la obra “Mojo” para el Royal Court Theatre, una obra que, según le , lo tenía cada noche desnudo, ladrando y mordiendo, “para la vergüenza de mis padres”.

A la par de su carrera en las tablas, Serkis también se desarrolló en la televisión, comenzando con papeles menores en la comedia británica “The New Stateman” (1989), así como un papel principal en la serie “Streetwise” (1989). Su debut cinematográfico lo tuvo con la cinta “Prince of Jutland” en 1994, la primera de múltiples apariciones en largometrajes como “The Near Room” (1995), “Mojo” (1997) y “Loop” (1997).

UN VIAJE A TIERRA MEDIA

Pero fue 1999 el año en que cambió su vida. En ese momento, durante la filmación de la miniserie “Oliver Twist”, su agente le habló por primera vez de un proyecto liderado por Peter Jackson de traer las obras de J. R. R. Tolkien a la pantalla grande.

La primera vez que escuché de mi agente que esto estaba pasando,  fue como ‘Andy, mira, están haciendo esta increíble película de ‘El señor de los anillos’ en Nueva Zelanda. Quieren verte para que hagas una voz para un personaje digital’”, recordó Serkis .

Aunque ahora este tipo de personajes son habituales, al momento en que se estaba filmando este proyecto los personajes digitales no eran muy comunes en la industria. Esto llevó a que uno de los colegas de Serkin en “Oliver Twist” le recomendara no tomar el trabajo.

Recuerdo que estaba en Praga trabajando en una adaptación de Oliver Twist y le dije a otro actor con el que estaba trabajando: ‘Creo que voy a ir a Nueva Zelanda para hacer este personaje digital’. Me dijo: ‘Bueno, ¿va a aparecer tu cara en la pantalla?’. Le respondí: ‘No, no va a salir’. Dijo: ‘Amigo, no lo tocaría ni con un palo’”, recordó.

Felizmente para todos, Serkis no tomó la recomendación de su compañero, ya que su interpretación del repugnante y lastimoso Gollum / Smeagol, está entre lo mejor de la exitosa trilogía de “El señor de los anillos” gracias a sus expresivos gestos y fluidos e inhumanos movimientos. Estos fueron facilitados por los avances en la tecnología de captura de movimiento que permitía grabar con gran fidelidad la actuación y movimientos de Serkis, los cuales luego eran procesados por los animadores digitales para crear a un personaje cuya presencia en pantalla era tan tangible como la del resto del elenco.

La actuación de Serkis fue tan icónica que incluso hubieron quienes argumentaron , entre ellos el propio director Peter Jackson, quien pidió a la Academia el cambiar los requerimientos del Oscar y permitir la inclusión de actuaciones que utilizaban la captura de movimiento, pedidos que no han sido atendidos hasta la actualidad.

No creo que hubiera podido manejar el tipo de fama que despertó ‘El señor de los anillos’ si hubiera sido más joven”, reflexionó en una ocasión Serkis. “Tenía más de 30 años cuando explotó. Estoy agradecido de que ocurriera cuando lo hizo. Fue una época extraordinaria; de esa experiencia surgieron muchas cosas y, me guste o no, ese papel vive conmigo a diario. Nunca desaparecerá.”

Después de interpretar a Gollum, Serkis se ganó reputación como el experto en la actuación utilizando captura de movimiento. Jackson pronto lo volvió a convocar para darle vida a King Kong en su remake del clásico del cine en 2005. Posteriormente volvió a interpretar a un personaje de este tipo al tomar el rol protagónico de Caesar en la trilogía del “Planeta de los simios” y en 2015 se unió a la franquicia de Star Wars al darle vida al villano Snoke en “El despertar de la fuerza” y “El último jedi”.

Snoke, otro de los personajes interpretados por Andy Serkis. (Foto: Lucasfilm)
Snoke, otro de los personajes interpretados por Andy Serkis. (Foto: Lucasfilm)

A la vez, también continuó su carrera como actor regular. Entre sus roles está el traficante de armas Ulysses Klaue en el Universo Cinematográfico de Marvel, así como uno de los roles principales, junto a Simon Pegg, en la comedia negra “Burke & Hare”. Serkis también interpretará a Alfred Pennyworth en la nueva saga de “Batman” dirigida por Matt Reeves, a salir el próximo año.

CARRERA COMO DIRECTOR

Sin embargo, otra ambición se mantenía en el corazón de Serkis: la dirección. Según indicó , esta comenzó cuando estaba grabando “El señor de los anillos” en Nueva Zelanda, donde utilizó su tiempo libre para filmar varios cortometrajes.

Su primera oportunidad en la silla del director fue en un medio inusual, al servir como director dramático en el videojuego “Heavenly Sword” para el PlayStation 3, proyecto en el que también prestó su voz para el antagonista principal.

Utilizando su experiencia en la captura de movimiento, Serkis y su socio Jonathan Cavendish fundaron en 2011 la productora The Imaginarium, con el propósito de utilizar esta tecnología de maneras creativas. Al momento de la fundación, Serkis reveló que uno de los primeros proyectos que tenían planeados era adaptar la novela de George Orwell “Rebelión en la granja” y, aunque la cinta no ha sido filmada a la fecha, .

Posteriormente, Serkis tuvo oportunidad de pulir su arte en una gran producción al convertirse en el director de la segunda unidad para la trilogía de “The Hobbit” entre 2012 y 2014, encargada de rodar los planos de situación o de continuidad que usualmente no presentan a los actores principales.

No se pueden subestimar las oportunidades que Peter Jackson me dio en su día cuando me pidió que dirigiera la segunda unidad en ‘El Hobbit’”, dijo Serkis . “Estaba literalmente a punto de hacer mi primera película como director, con un puñado de actores en dos o tres habitaciones. Así que esa experiencia de rodar durante 200 días con la segunda unidad de una trilogía realmente me preparó para todas las cosas que he hecho desde entonces”.

Tras esta experiencia, dirigió su primer largometraje titulado “Breathe” en 2017, una película biográfica basada en la vida del activista Robin Cavendish protagonizada por Andrew Garfield.

Le siguió “Mowgli: Legend of the Jungle”, una adaptación a la novela “El libro de la selva” de Rudyard Kipling con miras a ser más cercana al material original. Realizado en colaboración con Warner Bros., la salida de la cinta se vio complicada por el copioso uso de efectos especiales, así como la salida de otra versión de “El libro de la selva” por parte de Disney en 2016. Al final, Netflix compró los derechos de distribución de la cinta, la cual fue estrenada en noviembre de 2018.

Fue su experiencia en estas dos cintas la que llevó a que la estrella de “Venom”, Tom Hardy, propusiera el nombre de Serkis luego de la salida del director original Ruben Fleischer.

Tom me llamó de la nada y me dijo ‘Mira, Andy, estamos buscando un director para la nueva película de ‘Venom’ y estamos realmente apegados a la idea de que seas tú. ¿Qué te parece, te gustaría poner tu nombre en la lista?’”, reveló Serkis a io9. “‘A lo que respondí ‘Por supuesto’”.

Con la salida de “Venom: Let there Be Carnage” este 1 de octubre - o 7 de octubre en el Perú- podremos ver qué tanto ha avanzado Serkis desde sus inicios. Un hombre que si bien debe gran parte de su carrera a la Tierra Media, ha expresado su ambición de ser conocido por mucho más que un icónico rol, al contestar sobre cómo le gustaría ser recordado: “Preferiblemente no como el tipo que hizo de Gollum”.

VIDEO RECOMENDADO

Elenco de "Si nos dejas" habla de las telenovelas turcas
Elenco de "Si nos dejas" habla de las telenovelas turcas. (Fuente: El Comercio)

TE PUEDE INTERESAR