Shakira cuenta con 9 álbumes de estudio en sus más de 20 años de carrera. En la imagen, la cantante colombiana en tres momentos de su carrera: 1998, 2000 y 2020. (Fotos: Difusión, AFP)
Shakira cuenta con 9 álbumes de estudio en sus más de 20 años de carrera. En la imagen, la cantante colombiana en tres momentos de su carrera: 1998, 2000 y 2020. (Fotos: Difusión, AFP)
Alexandra Ojeda Briceño

Con más de 80 millones de discos vendidos a nivel mundial y Grammys hasta para regalar, se da el permiso de experimentar con la música. El lunes 13 de enero, la cantante colombiana estrenó su nuevo sencillo “Me gusta” al lado del puertorriqueño Anuel AA, en lo que fue un lanzamiento que dividió a sus seguidores, debido al nuevo sonido (y look) que la intérprete pretende instalar en sus nuevas producciones. Ahora volvemos a tener a una Shakira de pelo oscuro, como el de aquella joven que en la Lima de los años 90 presentó uno de sus primeros álbumes.

Más allá de la artista

Nadie pone en duda el éxito y profesionalismo de Shakira, es más, el revuelo de sus últimos sencillos son parte del gran alcance que goza la colombiana. Esta popularidad se la ganó a pulso hace muchos años, cuando recién iniciaba y atraía a las personas con la virtud que aún la acompaña: la sencillez.

El conductor de televisión peruano Ernesto Pimentel fue una de las figuras que más cerca estuvo a Shakira, cuando esta visitó el país en los años 90. Por aquel entonces, Sony Music le concedió al actor peruano una entrevista con la joven artista en ascenso, que luego terminó en una anecdótica reunión en una discoteca miraflorina.

Lo que pasó con ella es que hicimos empatía. Yo me puse una peluca de trenzas. Nos conocimos en el programa y, luego, me invitó al lanzamiento de su álbum en la discoteca Dragón de Miraflores. Nos estaban atendiendo, nos pasaban comida y ella no comía nada. De repente me dice: ‘Tengo hambre’ y le pregunté por qué no comía. ‘Es que están los de la disquera y me pesan', me dijo. Entonces, la saqué por la puerta de atrás, compramos una hamburguesa y nos regresamos comiéndola. Vi a una Shakira normal, natural, relajada, riéndose; y esa es la imagen que yo tengo”, contó el conductor a El Comercio.

Shakira durante uno de sus conciertos de la gira "El Dorado World Tour". (Foto: Difusión)
Shakira durante uno de sus conciertos de la gira "El Dorado World Tour". (Foto: Difusión)

Esta revelación de humanidad es la que, junto a su innegable talento, hace de Shakira una las estrellas vigentes y de fuerte valoración en la industria latinoamericana. Prueba de ello es su próxima presentación en el show de entretiempo del Super Bowl 2020, el cual compartirá con Jennifer López este domingo 2 de febrero. “Esto habla, un poco, no solamente de su presencia internacional, sino de la consolidación de su carrera. Creo que va a marcar un punto de reinicio, porque de eso se trata”, dice con cariño Pimentel.

El nuevo look de Shakira podría ser indicador de este reinicio. En 2001, la cantante relacionó su cambio de imagen con el inicio de una nueva etapa musical. Casi dos décadas después, los indicios parecen repetirse. ¿Shakira prepara otro giro importante en su carrera?

Reina del cambio

Posicionada entre el Top10 de tendencias en YouTube, tan solo el audio de “Me gusta” ya supera el millón de reproducciones a pocas horas de ser compartido. Nada extraño para lo que nos tiene acostumbrados la colombiana salvo el ya mencionado cabello oscuro, rememorando sus inicios con “Pies descalzos” (1995) y “¿Dónde están los ladrones?” (1998).

Si miramos al pasado, notaremos que la primera ‘pegada de vuelta’ de Shakira se dio iniciando el nuevo milenio. Con dos primeros álbumes que le dieron la aprobación de la crítica y una legión de fans para la posteridad, la colombiana decidió arriesgarlo el todo por el todo con “Servicio de lavandería” (2001). Se tiñó de rubio por primera vez, redujo unos cuantos kilos, abandonó el rock, acentuó los quiebres de voz y empezó a cantar en inglés moviendo las caderas.

Aquella imagen ─consolidada en su disco “Fijación oral vol. 1” (2005)es la que hoy se aleja con la nueva transición de la cantautora al sonido electrónico y modulado que caracteriza al reggaetón. A paso lento, el segundo cambio de Shakira se inició con “Loba” (2009) y “Sale el sol” (2010) hasta verse interrumpido por el largo periodo de pausa que la empresaria se otorgó para formar una familia al lado del futbolista Gerard Piqué.

A su regreso, la cantante lanzó dos discos en los que instauró su todavía confuso estilo. Por momentos pop y electrónico con “Shakira” (2014); y por otros, atrevido y urbano con “El Dorado” (2017).

Shakira durante la época de "Loba" (2009). (Foto: Difusión)
Shakira durante la época de "Loba" (2009). (Foto: Difusión)

El Comercio conversó con el productor peruano Manuel Garrido-Lecca, para el cual la mutación musical de la artista colombiana es más un retroceso y no un avance. “Es muy difícil, y no es esa mi posición, criticar todos los logros que ha conseguido Shakira a lo largo de su carrera. Eso es indiscutible, nadie se lo puede negar. Pero desde el punto de vista artístico, como músico y productor, en los últimos años ha habido una involución, más que evolución”, asegura.

Shakira durante la época de "El Dorado" (2017). (Foto: Difusión)
Shakira durante la época de "El Dorado" (2017). (Foto: Difusión)

Esta perspectiva se debe a la llamativa combinación de géneros musicales que Shakira incluyó en sus recientes álbumes de estudio. Sin embargo, esta no es una práctica nueva; pues la introducción de géneros diversos en un solo disco es muy frecuente en los últimos años. Para Garrido-Lecca, este no es el problema.

Tomar cosas de distintos géneros es normal hoy en día. Sientes una identidad, una cohesión, un hilo conductor a pesar que el artista está haciendo cosas de distintos géneros. Pero en el caso de ella, en sus últimas producciones no lo hace; como que trata de volver a encontrar un sitio, una identidad y eso la hizo disparar a varios lados y no se conseguía. Igual, siendo ella quien es, logró que las cosas fueran éxitos comerciales, porque detrás suyo ya hay todo un peso”, afirma el productor.

Su nueva colaboración con el reggaetonero puertorriqueño Anuel AA sería parte de esta tendencia, aunque con una intención muy bien pensada y realizada por su equipo de trabajo. “Es un intento ─que está muy bien hecho─ de insertarse en los gustos de generaciones más jóvenes y que no necesariamente han tenido un contacto muy directo con su música antes”, concluye.

Shakira y Anuel AA se unen en el nuevo single "Me gusta". (Foto: Difusión)
Shakira y Anuel AA se unen en el nuevo single "Me gusta". (Foto: Difusión)

Lejos de si su cambio de apariencia representa o no el comienzo de otra etapa musical, lo claro es que Shakira ─a sus casi 43 años─ se encuentra plena y suficientemente libre para elegir si hacer una colaboración con otro reggaetonero o presentarse ante más de 70 mil espectadores en un evento deportivo internacional. Conociéndola, ella hará ambas cosas.

Te puede interesar

TAGS RELACIONADOS