Melissa Paredes pidió al Poder Judicial que su hija sea trasladada a un albergue por presuntamente sufrir violencia psicológica por parte de la madre del 'Gato' Cuba. (Foto: Instagram)
Melissa Paredes pidió al Poder Judicial que su hija sea trasladada a un albergue por presuntamente sufrir violencia psicológica por parte de la madre del 'Gato' Cuba. (Foto: Instagram)
Redacción EC

Los enfrentamientos entre y Rodrigo Cuba no tienen cuándo acabar. En medio de la batalla judicial que ambos mantienen, la actriz solicitó al Poder Judicial que su hija, quien se encuentra viviendo con su abuela paterna, sea trasladada a un albergue.

Este jueves 11 de agosto se conoció que la jueza Leidi Oliva Díaz, del Octavo Juzgado de Familia, rechazó la solicitud de la actriz tras considerar que no se ha encontrado pruebas suficientes que merezcan trasladar a la menor de cuatro años de edad a un centro de resguardo.

Como se sabe, la modelo y exchica reality denunció a su exsuegra, Ysmena Piedra, por el presunto delito de violencia psicológica al acusarla de no permitir que se comunique con su hija vía telefónica. Para la magistrada, el que no se le haya permitido hablar por teléfono con su hija no se considera como “violencia familiar”, sino que es un “conflicto familiar”.

En ese sentido, no consideró oportuno quitarle la colocación (tenencia) a la mamá del ‘Gato’ Cuba para que la menor sea trasladada a un albergue. Por otro lado, la jueza aclaró que tanto la madre como el padre, pueden comunicarse con su hija vía telefónica, aunque precisa que estas llamadas deberán realizarse respetando el horario escolar, recreación, alimentación, descanso y otros de la niña.

¿Por qué denunció a la mamá de Rodrigo Cuba?

Melissa Paredes acusó a Ysmena Piedra de no permitir que se comunique con su hija pese a que no existe una prohibición que impida que hable con la menor vía telefónica. Según indicó, la conducta de su exsuegra estaría afectando psicológicamente tanto a ella como a la pequeña.

Al respecto, la mamá del futbolista se defendió y a través de un documento remitido al juzgado de familia, justificó su negativa al señalar que la actriz la llama insistentemente, y que esa situación la perturba.

“He sido notificada con la ampliación de las medidas de protección en contra de la madre, sin embargo, desde ese día no cesan las llamadas hacia mi persona o mensajes de WhatsApp de sus familiares, situación que no solo me perturba, sino que pone en riesgo la estabilidad de la adecuación de mi nieta a su nueva realidad provisional”, señalaba el documento difundido por el programa “Amor y Fuego”.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más