Falco Grice y Reiner Braun en uno de los momentos más tensos de "Attack on Titan" 4x02. Foto: MAPPA.
Falco Grice y Reiner Braun en uno de los momentos más tensos de "Attack on Titan" 4x02. Foto: MAPPA.
Alfonso Rivadeneyra García

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Tras la victoria de Marley contra las Fuerzas Aliadas del Medio Oriente, la situación no parece mejorar para los soldados eldianos que viven en Libero; donde incluso los más privilegiados entre los oprimidos tienen sus propios dramas por resolver. Ese es el caso de Reiner, a quien conocimos en el del Cuerpo de Exploración en la primera temporada de “” (”Shingeki no Kyojin”).

LEE TAMBIÉN: “Attack on Titan”: ¿Por qué la última temporada del anime más popular promete crear polémica?

Braun vs. Braun

Gabi y Reiner resultaron ser miembros de la misma familia, lo cual hace más evidente el contraste. Mientras la primera se muestra emocionada al narrar sus batallitas en la escasa experiencia bélica que tuvo, el segundo tiene una visión distinta; producto de su infiltración entre las fuerzas de la Isla Paraíso. Aún es chocante que una niña pueda expresarse con tanta soltura de hechos traumáticos.

Si bien Gabi, Falco y sus dos amigos cumplen el rol de Armin, Mikasa y Eren entre las fuerzas de Marley, el segundo episodio de la cuarta temporada de “Attack on Titan” tiene en su foco a Reiner, en cuya perspectiva se cosecha el drama; primero al verlo alucinar despierto con los amigos que perdió durante el tiempo que pasó en la Legión de Reconocimiento. Lo segundo ocurre en la cena de reencuentro, donde habla de su experiencia en las filas del enemigo, conversación en la cual ni siquiera se molesta en fingir que los eldianos de la isla son demonios como dice el discurso oficial.

La dejadez de Reiner, que muestra lo que siente de verdad por el enemigo, no podría ser más distinta a la experiencia de Gabi. Reiner sabe lo que es perder a sus amigos, lo ha visto de cerca, y qué significa hacer amigos entre los “monstruos” para después traicionarlos (el caso Marco Bott).

No conocer este otro lado de la guerra, el lado más sucio si es que cabe decirlo, es lo que separa a Gabi de los demás. Para ella, la Isla Paraíso es el “otro”, aquel que jamás será como tú y por ello su vida o muerte carecen de sentido (ella no puede desarrollar empatía con quienes no considera humanos). Una sensación que las altas esferas de Marley explotan a su favor.

Las cintas en brazos de los eldianos hace referencia directa a la diferenciación ordenada por el nazismo para con los judíos durante la segunda guerra mundial. Foto: MAPPA.
Las cintas en brazos de los eldianos hace referencia directa a la diferenciación ordenada por el nazismo para con los judíos durante la segunda guerra mundial. Foto: MAPPA.

La otredad

Como parte de la explotación que Marley lleva a cabo entre los eldianos del campo de concentración está el educarlos con la falsa idea de que no son personas; hacerlos sentir malditos solo por nacer y que la única forma de acabar con el estigma es enfrentarse al “verdadero” enemigo.

Un día antes del antes mencionado retorno a Liberio, en el tren de medianoche que da nombre al episodio, los sobrevivientes celebran las proezas de Gabi para incomodidad de Falco; quien tiene las cosas claras: la muchacha morirá a los 27 años si hereda el titán acorazado en estos momentos... años que podrían ser incluso menos si es que la tecnología enemiga no la mata antes.

Aquí es donde Reiner, quien escuchó las palabras de Falco, saca a relucir su adoctrinamiento: hablar contra los Nueve Titanes es rebelarse contra Marley. El precio de ello es condenarse a uno mismo y a su propia familia, cosa que se apresura a recordarle al asustado Falco. Pero no nos engañemos, pues en los matices de sus palabras hay incredulidad, o incluso seca ironía. Reiner es un hombre cambiado con una misión, pero aún así no es el mismo que dejó su pueblo en busca de enemigos para encontrarse cara a cara con .

La familia Braun en una cena muy, muy incómoda. Foto: MAPPA.
La familia Braun en una cena muy, muy incómoda. Foto: MAPPA.

Pensamientos sueltos

  • Si bien este episodio continúa en la línea del infodump ya visto en el season premiere, la información revelada es importante: los Tybur, familia noble de eldianos que se rebelaron 200 años antes contra el rey Fritz, anunciarán la invasión a Paraíso para recuperar el titán fundador.
  • Atentos a lo que dijo Colt Grice sobre Zeke: sus poderes de titán son especiales y se parecen a los del titán Fundador a pesar de “no tener sangre real”.
  • Conocemos a Pieck Finger y Porco Galliard, portadores de los titanes Carguero y Mandíbula. La familia Tybur, por su parte, es poseedora del titán Martillo de Guerra.
  • Más datos cruciales: el mundo ve a Marley como una nación en decadencia, puesto que las armas enemigas consiguieron dañar severamente a sus titanes. Así, obtener el titán Fundador es más un acto para mantenerse a la vanguardia en la carrera armamentista.
  • Zeke aprovechará su último año de vida para conquistar la Isla Paraíso.
  • ¿Notaron algo raro en el soldado mutilado al que ayudó Falco? Deberían.
  • El “chuponeo”, , parece ser una práctica común en Marley.
  • Qué triste fue ver otra vez a Ymir, cuya muerte ya podemos dar por confirmada.
  • No hubiese estado mal que la serie incluya alguna advertencia sobre suicidios antes de empezar el episodio.
  • El ending recién estrenado hace referencia directa no solo al primer episodio de la temporada, sino al capítulo 135 del manga; publicado apenas hace unos días.

Dato

Puedes ver “Attack on Titan” temporada final todos los domingos en Crunchyroll.

Mira también

“Attack on Titan”: tráiler de la temporada final

Shingeki no Kyojin | Tráiler de la temporada 4 de "Attack on Titan"

Te puede interesar