"Contigo Capitán", protagonizada por Nico Ponce, relata el proceso judicial que enfrentó Paolo Guerrero por un caso de dopaje. (Foto: Netflix)
"Contigo Capitán", protagonizada por Nico Ponce, relata el proceso judicial que enfrentó Paolo Guerrero por un caso de dopaje. (Foto: Netflix)

Los procesos judiciales son siempre material sustancioso para el cine y la televisión. Y mientras más complejos y controversiales sean, mejor aún. Por eso tenía plena justificación dramatizar por una acusación de dopaje, en los meses previos al Mundial de Rusia 2018. Uno de los episodios de litigio deportivo más sonados de los últimos años en el Perú y el mundo.

, la serie de Netflix que retrata el hecho en seis episodios, desperdicia esa gran oportunidad en varios niveles. Por ejemplo, por las serias limitaciones de su guion, afectado por diálogos robóticos y una búsqueda ineficaz del coloquialismo. También por su aspiración a cubrir locaciones internacionales como Río de Janeiro o Lausanne, que terminan como gratuitas estampas turísticas de telón de fondo.

Otra falencia es la recreación tosca de algunas situaciones y personajes: es cierto que hace su mejor esfuerzo como Guerrero, así como varios de los actores y actrices que lo rodean en su círculo más cercano; sin embargo, resulta difícil tomarse en serio un casting que tiene como relleno a meros imitadores o extras improvisados, que le dan a la serie un cariz de telenovela de bajo presupuesto o simple ‘sketch’ cómico.

Pero quizá el mayor problema de “Contigo Capitán” tenga que ver con un asunto de fondo: que sea un relato que no problematiza en lo más mínimo un asunto tan polémico como el del dopaje del futbolista, que él y su defensa atribuyen a una taza de té contaminada. Si bien es verdad que la serie cuenta con la aprobación del propio Paolo Guerrero –y que por ello es lógico que deba avalar su versión oficial–, no hay siquiera un atisbo de controversia, algún tipo de matiz o ambigüedad en el relato de los acontecimientos, al menos con fines narrativos.

Por ese tono laudatorio hacia un Guerrero inocente y heroico, la serie carece de un conflicto interesante. No hay nada nuevo en la historia que no hayamos visto ya en reportajes periodísticos. Ni revelaciones, ni giros, ni infidencias. Apenas el propósito de exculpar a un jugador y de encumbrar el fervor de unos hinchas que jamás le quitaron su respaldo. Puede que la pasión futbolera y el sentido patriótico sean muy fuertes, pero a “Contigo Capitán” nada de eso le alcanza.

Calificación: 1.5 de 5 estrellas.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más