De izq. a der.: Karyn Parsons (Hilary), Alfonso Ribeiro (Carlton), Will Smith (Will), Daphne Maxwell Reid (Vivian), James Avery (Phil), Tatyana M. Ali (Ashley) y Joseph Marcell (Geoffrey). El elenco de “El príncipe del rap”. (NBC)
De izq. a der.: Karyn Parsons (Hilary), Alfonso Ribeiro (Carlton), Will Smith (Will), Daphne Maxwell Reid (Vivian), James Avery (Phil), Tatyana M. Ali (Ashley) y Joseph Marcell (Geoffrey). El elenco de “El príncipe del rap”. (NBC)
Juan Carlos Fangacio Arakaki

La historia de no era solo la de un muchacho que pasaba de un barrio peligroso de Filadelfia a vivir en una mansión de Bel-Air, en Los Ángeles. Ese viaje de un extremo a otro de Estados Unidos era también un cambio súbito de estrato social: de vestir ropa deportiva estrafalaria a que lo fuercen a usar esmoquin; del básquetbol callejero a las prácticas en clubes privados de tenis; o de la veloz jerga del rap a las impostadas reglas de la etiqueta.

Sin embargo, el protagonista de la entrañable serie que hoy cumple 30 años nunca se adecuó a ese nuevo mundo. Por el contrario, les enseñó a sus familiares adinerados que él podía seguir siendo el mismo y convivir en paz. Porque si en algo innovó “El príncipe del rap” la ficción televisiva es que en esta historia las distancias sociales no se daban entre blancos y negros. Aquí las diferencias ocurrían entre la población afroamericana en sí misma. Pobres y ricos, pero hermanos al fin y al cabo.

Contribuyó a la verosimilitud del argumento que la trama de “El príncipe del rap” fuera, en gran medida, la de , su protagonista. Hasta fines de los años 80, Smith era un rapero de Filadelfia que había cosechado cierta fama como parte de la agrupación DJ Jazzy Jeff & The Fresh Prince, en la que ya mostraba su veta cómica, pues las canciones que componían destacaban por su humor. Incluso llegaron a ganar un Grammy, pero su éxito fue irregular: el no pagar impuestos llevó a Smith a recibir una multa millonaria y un embargo que lo dejaron casi en la bancarrota. Para suerte suya, una llamada cambiaría su vida: lo necesitaban en Los Ángeles para el casting de una nueva serie con ecos biográficos. Tomó un vuelo, pasó las pruebas en pocos días, y el resto es historia: “El príncipe del rap” se convertiría, con seis temporadas y 148 capítulos, en uno de los programas más exitosos de los años 90.

El show destacó por el enorme carisma de Smith, como el jovencito irreverente que llegaba al hogar de sus tíos acaudalados para alterar su rutina por completo. Pero fue muy bien secundado por los demás integrantes del elenco, en especial por James Avery (el tío Phil), en el papel del jefe de hogar estricto pero de buen corazón; o Alfonso Ribeiro (Carlton), el primo pretencioso y engreído, contraste natural del relajado Will. Con personajes inolvidables y un guion bastante ingenioso, “El príncipe del rap” consiguió abordar los problemas raciales de Estados Unidos a través de la comedia y desafiando muchos de los prejuicios hasta hoy existentes.

Foto de un reciente reencuentro del elenco de la serie. En noviembre próximo, HBO Max emitirá un especial con algunas de las recordadas figuras. (Instagram Will Smith)
Foto de un reciente reencuentro del elenco de la serie. En noviembre próximo, HBO Max emitirá un especial con algunas de las recordadas figuras. (Instagram Will Smith)

NUEVA ENTREGA

Es quizá por esa frescura que, luego de tres décadas, “El príncipe del rap” renacerá con un ‘reboot’. Se llamará “Bel-Air” y, eso sí, será bastante diferente a la historia original. Su inspiración es un falso tráiler que el año pasado difundió en You Tube el realizador Morgan Cooper, en el que reimaginaba la historia ya no como una comedia, sino en tono dramático. La idea caló tanto en el público (el video viral tiene más de 7 millones de reproducciones) que el mismo Will Smith ha decidido hacerlo realidad, ahora en la faceta de productor.

Serán dos temporadas y, si todo resulta como se espera, se estrenará el próximo año. Netflix, HBO, Amazon y Apple mostraron interés en adquirirla, pero fue finalmente la plataforma Peacock (NBC, exclusiva de EE.UU.) la que lo producirá. En paralelo a este anuncio, Smith confirmó que se reunirá con varios de los integrantes de la serie original para grabar un especial sin guion. El reencuentro, que de seguro será emotivo y divertido, se presentará en noviembre próximo por HBO Max. Prueba de que la historia de Will y compañía está más vigente que nunca.

Tráiler falso de “Bel-Air”


TE PUEDE INTERESAR