El capítulo 22 no tuvo un final feliz, ya que Clary pierde sus poderes y memorias, así que también olvidó a Jace. Un año después se vuelven a encontrar y al parecer el amor no se acabó entre ellos. (Foto: Netflix)
El capítulo 22 no tuvo un final feliz, ya que Clary pierde sus poderes y memorias, así que también olvidó a Jace. Un año después se vuelven a encontrar y al parecer el amor no se acabó entre ellos. (Foto: Netflix)

llegó a su fin y ha dejado a sus fanáticos en shock por el desenlace de los cazadores de sombras. En dos horas y media se contó la historia de los protagonistas y todo lo que tuvieron que vivir para salvar al mundo de ser destruido por Jonathan, pero la escena final del capítulo 22 de la tercera temporada ha hecho volar la imaginación de todos los seguidores y es una locura.

En el episodio 21 podemos ver que a Clary, Jace, Alec, Simons, Lorenzo, Meliorn y Izzy se unen para ir a Edom y salvar a Magnus de quedarse por siempre en el infiero, es así que la hermana de Jonathan crea una runa que los une a todos en poderes y puedan ser resistentes al fuego de Dios que invadía el cuerpo de Izzy.

Luego de un duro enfrentamiento con Lilith, Izzy hace una última jugada y usa el fuego de Dios para matarla y de paso destruir todo Edom, pero esto la deja en al borde de la muerte, es así que Magnus y Lorenzo unen fuerza para salvarla y regresar a Nueva York para acabar con la amenaza mayor.

El capítulo 22 no tuvo un final feliz, así que en esta nota analizaremos que es lo que realmente sucedió con todos los personajes de y sobre todo con Clary y Jace.

¿QUÉ PASÓ EN EL ÚLTIMO CAPÍTULO DE SHADOWHUNTERS?

Después de derrotar a Lilith y rescatar a Magnus de Edom, los regresaron a Nueva York para planear lo que harán para frenar la maldad de Jonathan. Para esto, Clary tiene una revelación y se le aparece su madre, ella le advierte sobre su creación de runas, si sigue haciéndolo, los ángeles le quitarían sus poderes y recuerdos.

Desafortunadamente, los cazadores de sombras no logran encontrar una solución para frenar las maldades de este fuerte demonio, así que Clary se ofrece enfrentar a su hermano y acabar con las muertes, ya que Jonathan mató a la Reina Seelie y de innumerables aliados durante su venganza contra el mundo.

Clary se encuentra con Jonathan y ella le explica que siempre lo quiso a pesar de todos las situaciones que vivieron, así que le pide acabar con las muertes y él la abraza por última vez. La crea una última runa, sabiendo lo que sucederá, pero es consciente que lo tiene que hacer para acabar con el mal, así que le salen unas alas y abraza a su hermano mayor hasta que muere.

Luego de este sacrificio, todos se reúnen en el instituto de Nueva York para celebrar la boda de Magnus y Alec. En medio de la fiesta, Clary comienza a despedirse de todos sus amigos y sobre todo que Jace, el amor de su vida. Poco a poco las runas van desapareciendo de su cuerpo y ella va olvidando todo lo que vivió en el mundo de las sombras.

Un año después, las cosas han cambiado un monto. Alec es el nuevo inquisidor, Izzy ahora es la directora del Instituto de Nueva York, Magnus se convirtió en el Gran Brujo de Alicante, Simón está trabajando en una serie de libros sobrenaturales, Maia abrió un restaurante para todos los seres que habitan la ciudad y finalmente, Clary se convierte en una exitosa pintora, como siempre lo quiso.

Una noche, Jace como de costumbre la vigila para saber que está pasando con su vida y ella lo reconoce ¿pero cómo? Si sus memorias fueron borradas por completo.

Los creadores de la serie decidieron responder esa interrogante y aseguran que el amor entre Clary y Jace es verdadero, por eso ella lo reconoce, así que lo que ellos sentían no se esfumó a pesar de no existir recuerdos y de los deseos de los ángeles. 

Además, ellos aseguraron que este final se lo dejan a los fans para que puedan imaginar una y mil cosas con respecto a la relación entre Jace y Clary.

TAGS RELACIONADOS