Conoce a la mujer detrás de las sanciones a la TV peruana
Conoce a la mujer detrás de las sanciones a la TV peruana
Redacción EC

FERNANDO VIVAS

Una vez pidieron cambiar a “Los Simpson” de horario y yo arremetí contra ellas, en defensa de la tele libre y creativa. Pero con el tiempo, abrumado por cartas de televidentes que protestan por todo lo que resulta chocante pudiendo ser divertido e inofensivo, he coincidido con varios de sus malestares. Y debo decírselos personalmente.

Quiero discrepar de sus reparos pacatos a desnudos y groserías, y quiero coincidir en su preocupación por la dignidad humana zarandeada dentro y fuera del horario familiar. La evolución de ha ido a la par del sistema de autorregulación de la tele. Pero todo indica, por el talante con que el que me reciben y sus amigas, que en el futuro la TV tendrá mucho de qué autorregularse porque hay muchas quejas en camino. 

¿Cuál fue el momento en el que, viendo TV, dijeron: "Esto no puede ser, hay que hacer algo"?
Estábamos  varias amigas en un curso de liderazgo de la mujer, y comentábamos: "¿Has visto tal novela?, qué bárbaro". Entonces empezamos a escribir una carta entre todas.

Esa fue la primera iniciativa, cartas a canales y periódicos.
Sí, cada una usaba un tipo de máquina diferente para que no se viera que éramos las mismas. A veces, hasta la chica de la limpieza firmaba. Mi esposo nos sugirió que nos formáramos como asociación civil sin fines de lucro.

Eso fue el 30 de abril del 2003.
El marco legal evolucionó, salió la Ley de Radio y TV y la SNRTV sacó su sistema autorregulatorio. Pensamos que iba a ser mejor. Al principio no sabíamos si denunciar a canales o a anunciantes. Muchas veces el anunciante aquí no nos daba bola, pero una vez escribimos a la matriz y amonestaron a la sucursal. Los canales tienen códigos de ética buenísimos, con principios de lujo, pero no los cumplen.

Las quejas tienen que ser debidamente  fundamentadas.
Tenemos el ‘observamedios’ con señoras que ven distintos canales. No tenemos plata.

Es que no hay porcentaje de las multas para el que se queja.
(Ríe) Somos parte de Indecopi, como asociación de derechos de consumidores. (Se incorporan Liliana Rocha y Martha Montalván a  la entrevista).

La TV ha cambiado, ¿ustedes han ampliado el espectro de los temas que les preocupan?
Vemos que hoy los programas se centran en sexo, violencia y morbosidad. Pedimos programas que aporten, que enriquezcan a la persona. Hoy vi a la hija de Susy Díaz que decía que su hijo es del vecino. Magaly ya no está pero quedaron sus hijitos. ¡Ese "Amor, amor"!

¿Han quejado a ese programa?
También. Consideraban que es vestimenta común usar hilo dental. Pero nos declararon fundada la parte en que dos modelos en 'topless' se besan.

Esa queja se fundamenta en el horario familiar. Si pasa después de las 10p.m., no lo quejan.
No nos metemos fuera del horario familiar ni con los canales Plus, N, RPP. En los otros  ves calatas y hombres disfrazados denigrando al homosexual.

Pero no les molesta el hecho de ver homosexuales.
No, sino que los denigren, que se burlen. Igual que la Paisana, el Negro Mama.

Sus preocupaciones eran de moralidad, ahora también son cívicas.
Sí, porque la TV ha ido cambiando.

En una queja sobre la dignidad humana o la discriminación, ¿el horario importa?
Sí, porque la ley no nos ampararía. Aunque podemos argumentar la Constitución.

Si a alguien lo difaman, no le importa a qué hora fue.
Por supuesto. Y lo que sucede después de las 10 p.m. igual se ve a la mañana siguiente. Las preguntas de “El valor de la verdad” se ven al día siguiente.

Muchas de sus quejas se concentran en desnudos, ¿pero qué de nocivo puede tener la exposición del cuerpo para un niño?
Yo tengo nietos. Yo no me podría sentar con un niño de 11 años, que está en su pubertad, en su despertar sexual, a ver un desfile en hilo dental, cosa que sucede casi todas las mañanas.

Pregunto de otra manera, ¿qué les preocupa más, exponer a los niños a un desnudo o a las invasiones de privacidad, la discriminación, el engaño?
Quizá ambas cosas. Todo es pernicioso.

No pienso así. Hablemos de ficción. Ahí se debe ser más tolerante, al final el crimen no paga, como en “El patrón del mal”.
Sí, pero nosotros no nos hemos quejado de la serie, sino de los sketches de Carlos Álvarez que recreaban la serie con un lenguaje tan soez que la propia SNRTV nos ha dado la razón. Todo lo que es antivalor nos hace parar las antenitas. La autorregulación está fracasando.

No solo eso, sino que la gente es más crítica que antes.
Lo que pasa es que la TV se basa mucho en el ráting, pero eso no da licencia para hacer cualquier cosa.

Alguna vez les habrán dado la razón porque el programa no tenía ráting.
A lo mejor. Pero “La Perricholi” tenía éxito y la cancelaron.

¿Pero qué daño pueden hacer los senos de Melania Urbina?
Era peor. Había escenas en la cama, él levantaba la sábana y decía: "Pajarito, ¿creciste?".

Se excedieron pidiendo cambio de horario para “Los Simpson”.
Fue hace años, era por el ejemplo que daban. Pero eso ya pasó.

¿Se han reunido con otros grupos que se quejan?
Alguien llamó sobre la Paisana Jacinta, pero ahí quedó.

Entonces la TV todavía puede respirar tranquila.
Si somos cuatro gatos (risas). Esto no tiene fines de lucro, es vocación para servir al país.

¿Y qué les parece bueno?
“La voz”, "Yo soy", nos gusta algo que ayude a mejorar a la persona.

¿Cuál es el problema con "Combate” o "Esto es guerra"?
Presentan una imagen distorsionada de las parejas, se ve su intimidad, los hacen pelear.

¿Pero no está eso más cerca de las nuevas generaciones?
Hay jóvenes que creen que ese mundo de la farándula es maravilloso y no es así.

¿No piensan que se pueden exceder, conversan con otra gente?
Ayer almorcé con un sobrino joven y le pedí que me comentara qué le parecía la TV. Me dijo: "Todo es un asco, tía".

¿Han pasado por reuniones de conciliación?
Generalmente nos reciben los abogados o gerentes legales. En ATV, por lo de la queja contra "El cartel del humor", Maricarmen Palacios, su gerente legal, nos dijo que no podían cambiar el horario pero que iban a hablar con Carlos Álvarez.

¿Nunca se han reunido con los protagonistas de la TV?
No, ni nos conocen. Con Magaly sí hubo reunión. Nos llamó porque se habían retirado casi todos sus anunciantes.

Si les dicen: "Si no les gusta, cambien de canal", ¿qué piensan?
La libertad de expresión no es irrestricta.

¿Algún triunfo que destacar?
Protestamos por un cartel y el Conar (Consejo Nacional de Autorregulación Publicitaria) dispuso “el cese de la difusión de avisos publicitarios con imágenes de mujeres desnudas o semidesnudas como un elemento captatorio descontextualizado del producto”. Era un cartel de una chica semidesnuda a la que le habían echado bronceador en la espalda. Nada que ver.

¿Se sugería una eyaculación?
No lo sabemos. Pero el Conar nos dio la razón. Y estamos con varias quejas en curso.

EL DATO

La Asociación Valores Humanos es una asociación sin fines de lucro que tiene como objetivo, según reseñan en , "promover el uso adecuado de los medios de comunicación en beneficio del desarrollo de la persona humana y de la sociedad". En las últimas semanas han cobrado protagonismo por sus denuncias a programas como "El cartel del humor" y "Espectáculos con Karen Schwarz".