"Yo soy kids": llegó el turno de los niños
"Yo soy kids": llegó el turno de los niños
Redacción EC

DIEGO PAJARES

Los más pequeños suben al escenario. Tras el éxito logrado por el 'reality' de imitación "Yo soy", desde este domingo Frecuencia Latina emitirá "Yo soy kids", la primera versión para niños de este formato.

Los jurados de esta entrega especial del 'reality' serán la animadora infantil María Pía Copello, la cantante Maricarmen Marín y el presentador del magacín "Amor, amor, amor", 'Peluchín'. "Es mi primera experiencia de este tipo en cinco años en la TV, aunque en 'Amor, amor, amor' tuvimos 'realities' en los que participaron niños", sostiene 'Peluchín'. Sin embargo, "esto no es canto, sino imitación. Me han contratado para que sea yo mismo, no seré algún tipo de juez malo ni nada por el estilo. Tendremos mucho cuidado con nuestras opiniones, ya que al frente tenemos niños", agrega.

Quien sí tiene experiencia en estas lides es Maricarmen Marín, actual jurado de "Yo soy", quien trasladará su carisma a esta nueva versión para niños del 'reality' de Canal 2. "Si para un adulto es complicado subirse por primera vez a un escenario, imagínate para los niños. Estoy tratando de recibirlos con mucho cariño,pues siempre me acompaña mi varita mágica", adelanta la cantante, quien destaca la química que tiene con María Pía y 'Peluchín'. "Nos llevamos muy bien, hemos conversado bastante acerca de cómo desenvolvernos. Con los niños prácticamente tienes que ser como una psicóloga para saber cómo hablarles para que no se sientan mal", comenta.

EL RETORNO DE MARÍA PÍA
"Yo soy kids" también marca el regreso de María Pía Copello a la televisión con una labor fija desde el 2011, cuando animó "3,2,1, María Pía".

"Trabajar con niños no es tan fácil como se piensa, sobre todo si tienes que emitir un juicio. Me cuesta mucho porque incluso hay lágrimas de por medio. Sin embargo, es una linda experiencia", sostiene la ex animadora infantil, quien no tiene reparos en confesar que rechazó un par de proyectos para televisión que no la convencieron. "Sabía que quería regresar a la pantalla chica, pero ya no como animadora. Fue complicado, pero este proyecto me convenció por su formato familiar", explica.