Hotel Paracas, a Luxury Collection Resort. FOTO: DIfusión.
Hotel Paracas, a Luxury Collection Resort. FOTO: DIfusión.
Miguel Villegas

Cruzado el portón de madera y guiado por la amabilidad de la recepción, lo primero que uno busca cuando ingresa al Luxury Collection Resort de Paracas es aquella foto de premio que usan para destacar en Booking, para seducir en Trip Advisor: una terraza de madera de más de dos metros de alto a la que solo se llega, misterios que solo se develan estando aquí, caminando encima de las aguas de una piscina turquesa. Ya luego se descubre que hay un caminito a los lados, pero no importa. Después de una limonada, o un chilcano clásico, lo que mejor dicte el ánimo del sol al mediodía, esta comprobado que este espacio, a solo dos horas y media al sur de Lima, también podría llamársele paraíso.

Existen otras cosas, sin embargo, que podrían seducir a cualquier turista, peruano o extranjero, de incluir en su itinerario de viaje o plan de fin de semana, un escape hasta el Luxury Collection Resort de Paracas, hotel de lujo de la cadena internacional Marriott. El silencio es uno de los argumentos. La atención personalísima, otro. La caja fuerte para esconder el celular y no atender llamadas por un sábado y domingo, definitivamente.

Chalana, el restaurante en el muelle privado del Luxury Collection Resort de Paracas.
Chalana, el restaurante en el muelle privado del Luxury Collection Resort de Paracas.

Situado a pocas horas de Lima, El Luxury se encuentra frente a la bahía, en la que se conservan playas naturales y gran variedad de fauna. El hotel ofrece instalaciones de clase mundial, un muelle privado, el único spa de la ciudad, dos piscinas climatizadas, exquisita cocina local e internacional y extraordinarias experiencias que le permitirán estar en contacto con la naturaleza. El muelle tiene un restaurante, Chalaca, en el que uno quisiera acampar y nunca irse: el cebiche del día y el arroz chalanero contribuyen a la causa de querer quedarse a vivir/comer.

Sobre estos dos últimos ítems tienen una serie de promociones difíciles de resistir. , que incluye una noche de alojamiento en habitación, desayuno, cóctel de bienvenida, una botella de espumante en la habitación (por estadía), amenidad de fresas con chocolate, 20% de dscto. en restaurante Ballestas, acceso a la piscina y gimnasio, Wi-Fi y estacionamiento de cortesía. O la oferta solo para turistas peruanos y residentes, que incluye una noche de alojamiento en Deluxe Garden View, desayuno para dos personas, 10$ de crédito diario por adulto en tratamientos de Spa, no acumulables, uso de piscinas de tratamiento (costo adicional y previa reserva), uso de kayak y paddle (previa reserva), wi-Fi y estacionamiento de cortesía y un bonus: hasta 2 niños menores de 12 años se hospedan gratis.