Redacción EC

Entre más nos alejamos de la ciudad, más se puede disfrutar del cielo. Los desiertos son, mayormente, el destino ideal para contemplar las estrellas y otros fenómenos astronómicos, aunque también hay otros lugares para hacerlo.

La único que se necesita es acercarse lo más posible a la naturaleza para, de esa forma, eliminar todo tipo de luz artificial que disminuye las oportunidades de ver el brillo de los elementos astronómicos que conocemos.

En el mundo, los destinos de cielos limpios y despejados suelen contar con telescopios que los turistas pueden visitar para ver aún más de cerca lo que pasa sobre sus cabezas noche tras noche. Los más aventureros pueden hacer caminatas, deporte de aventura o solo relajarse y acampar bajo las entrellas.

Conoce cinco sitios para maravillarte con la belleza del cielo.

 
 

TAGS RELACIONADOS