Efraín Sotacuro: Medalla de bronce en para atletismo 1,500 metros. (Foto: Alessandro Currarino / GEC)
Efraín Sotacuro: Medalla de bronce en para atletismo 1,500 metros. (Foto: Alessandro Currarino / GEC)
Alejandro Salas

Tratar de tocar una torre de alta tensión a los 17 años cambiaría radicalmente la vida de Efraín Sotacuro. Lo que debía ser un viaje sorpresa para poder estar cerca de su papá que trabajaba en una mina en Huancavelica, terminó convirtiéndose en la peor pesadilla para él y su familia. La descarga eléctrica lo llevó a perder sus dos brazos. Efraín era solo un adolescente, pero empezaba su prueba más difícil. Su fe en Dios y el apoyo de sus padres y 10 hermanos lo impulsarían a no darse por vencido.