Panchi's Pizza cumplirá su primer año en junio. (Foto: Difusión)
Panchi's Pizza cumplirá su primer año en junio. (Foto: Difusión)
Manuel Contreras

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Se llama Luis Olaya, pero en su familia le dicen Panchis, como lo bautizó de niño su madrina. Un diminutivo en honor a su papá, Francisco. Sin embargo, en un inicio, cuenta Luis al teléfono, se opuso de plano a usar su apodo familiar para darle nombre a su negocio. Pero poco pudo hacer ante la insistencia de su hermana y su novia, sus socias en el emprendimiento, y así fue como nació Panchi’s Pizzas.

MIRA: Brandon Altamirano: vendía en una esquina de su barrio y 5 años después es el mejor chef anticuchero de Lima

¿Por qué lleva un chanchito en el logo? “Es que estoy gordito”, contesta y ríe. Pero para su historia este no es un detalle menor. Y es que, en parte, su ‘buen filo’ fue el causante de su iniciación como pizzero. “En el confinamiento cerraron todos los establecimientos, y no se podía conseguir un pollo a la brasa, un caldo de gallina o una pizza, y a mí se me antojaba”, confiesa Luis.

Fue así como se decidió acabar con su antojo por cuenta propia. “Conseguí una receta de pizza y preparé dos, una para mi familia y otra para la familia de mi pareja. Como les gustó, volví a hacer e invité a más personas. Luego hice una tercera vez y también les gustó, y ahí fue que me animaron a vender”, cuenta.

MIRA: ‘Oscar del Turismo’: vota aquí por Perú como mejor destino culinario de Sudamérica

Entonces Luis cursaba el último año de Administración de Empresas en la Fundación Pachacútec y era la mejor forma de poner en práctica todo lo aprendido en su propio negocio. Además, en ese momento pudo acceder al dinero de su AFP y lo usó como capital inicial. Todo confluyó para hacer realidad su proyecto.

Su olfato para la cocina dio rienda suelta a su espíritu innovador, y así empezó a crear sus propias pizzas. Compartía sus recetas con su hermana y su novia, ellas le sugerían cambios y él afinaba sus creaciones. Así nacieron la acevichada o la hawaiana chicken bbq, o su línea de pizzas “tía veneno”, como él mismo las llama, donde destacan su pizza burguer y su salichipizza.

MIRA: ¿Sabes leer las etiquetas nutricionales? Este curso online gratuito te enseña cómo hacerlo

Mención aparte merece su pizza bandera, la Panchi’s, que lleva tres tipos de chorizo (parrillero, a la brasa y a las finas hierbas), pimiento y cebolla blanca, y un baño de chimichurri. Actualmente, su carta tiene 19 versiones, y está a punto de lanzar tres variedades más. ¡En menos de un año!

Contacto: 974 892 722

Delivery a todo Ventanilla, Mi Perú y Pachacútec.

Redes sociales:

MIRA: 5 casos de mujeres de éxito que rompen paradigmas en pandemia

Fundación Pachacútec: semillero de emprendimientos

Así como Luis con Panchi’s Pizzas, otros alumnos y egresados de la Fundación Pachacútec también han emprendido en pandemia. Entre ellos se encuentran Stephanny Baylón con su negocio de tortas y postres , egresada el año 2019 de la carrera de Cocina; y Ricardo Chunga con , alumno del cuarto ciclo de Cocina.

Desde el 2004, la Fundación Pachacútec ha beneficiado a más de 14,000 estudiantes desde el colegio, Cetpro e Instituto, quienes han logrado cambiar sus vidas gracias a la solidaridad de empresas y personas de buena voluntad.

Si usted desea hacer una donación a la fundación, puede hacerlo a través de la página web de la Fundación Pachacútec (), en la pestaña “Colabora”, donde se muestran las distintas modalidades de donación.

VIDEO RECOMENDADO

Tips para implementar un restaurante
Los propietarios de 'Salas, alitas maceradas' nos dan consejos para manejar un restaurante. Esto es Emprende Trome