"Hay investigaciones que señalan que el dolor de perder a una mascota es tan relevante como el que se siente por la pérdida de un familiar cercano. El duelo puede durar de seis meses a un año", resalta la psicóloga y psicoterapeuta Isabel Sánchez. Foto: mali maeder/Pexels
"Hay investigaciones que señalan que el dolor de perder a una mascota es tan relevante como el que se siente por la pérdida de un familiar cercano. El duelo puede durar de seis meses a un año", resalta la psicóloga y psicoterapeuta Isabel Sánchez. Foto: mali maeder/Pexels

Para Belen Ortiz, la muerte de Sashi significó uno de los momentos más difíciles de su vida, ya que la pequeña Wuf llegó a convertirse en una integrante más de su familia. “Ella era nuestra felicidad al llegar a casa. Para mí era como una hija y para mis papás era como una nieta”, confiesa.

Sashi fue adoptada en octubre de 2018 a través de WUF.
Sashi fue adoptada en octubre de 2018 a través de WUF.

Por eso, recordar los momentos vividos con su engreída es difícil, especialmente porque ella se encontraba en el extranjero cuando Sashi falleció. “Creo que aún no supero el duelo y el mayor choque se dará cuando regrese al Perú. No sentía esto desde que perdí a mis abuelos: una negación”, añade.

Pero Belen no es la única. Hay cientos de personas a las que les cuesta afrontar la muerte de sus hijos de ‘cuatro patas’, especialmente porque es un duelo poco comprendido en la sociedad. En ese contexto, conversamos con la psicóloga y psicoterapeuta .

Sobrellevar el duelo


Foto: Blue Bird/Pexels.
Foto: Blue Bird/Pexels.

¿Qué consejos le darías a alguien que acaba de perder a su mascota?

Lo primero que aconsejo es que la persona entienda y valide su dolor: que no lo ponga en segundo plano o lo minimice. La sociedad a veces nos hace creer que estamos exagerando, victimizándonos o que somos demasiado débiles.

Lo segundo que aconsejo es encontrar dónde y con quién expresar los sentimientos de vacío y tristeza, ya que no todas las personas comprenden que esta pérdida puede ser tan fuerte como la pérdida de un ser humano o de una relación.

¿Es posible que una persona se sienta deprimida después de perder a su mascota?

Hay que diferenciar la tristeza por el proceso de duelo de la depresión (un trastorno emocional que afecta varias áreas de la vida de una persona).

Ante un proceso de duelo, nos enfrentaremos a la negación: sentiremos que lo que pasó no es verdad o que es solo un mal sueño. Luego, ante la ausencia de nuestra mascota, vienen el resto de emociones: la rabia, el dolor profundo, la culpa, los sentimientos de vacío y, con el tiempo, la aceptación.

"Está bien conservar fotos, escribir sobre nuestros sentimientos, hacer una ceremonia en honor a la mascota en la fecha en que cumplía años o en otra que consideremos especial, etc.", aconseja la psicóloga. Foto: Samson Katt/Pexels.
"Está bien conservar fotos, escribir sobre nuestros sentimientos, hacer una ceremonia en honor a la mascota en la fecha en que cumplía años o en otra que consideremos especial, etc.", aconseja la psicóloga. Foto: Samson Katt/Pexels.

¿Qué síntomas reflejan que una persona está deprimida?

Una persona con depresión manifiesta dificultades para dormir (insomnio o hipersomnia), pérdida o aumento de apetito, sentimientos de culpa y vacío, llanto frecuente y tristeza continua, irritabilidad, poco o ningún interés en contactar con el resto de personas, aislamiento, descuido personal, académico y/o laboral, pérdida del sentido de vida, etc.

Si estos síntomas se prolongan por más de dos semanas y vemos una intensidad en aumento, debemos buscar ayuda profesional de inmediato.

En estos casos, ¿recomiendas la terapia?

Sí, ya que es un espacio libre de juicio que ayuda a superar los sentimientos de culpa que pueden devenir de un suceso así. Generalmente, las personas que hemos perdido una mascota nos cuestionamos si hicimos todo lo mejor posible o si fue insuficiente.

Hay personas que han tenido que recurrir a la eutanasia y pueden sentirse culpables por haber tomado esa decisión o por no haber podido estar al lado de sus mascotas al momento de su deceso. Lo importante es entender que hicimos lo mejor que pudimos con los recursos que teníamos.

También debemos saber que el espacio de terapia no puede ni debe hacernos sentir peor (por ejemplo, si nuestro terapeuta minimiza el hecho). Si esto es así, no estamos en el lugar adecuado.

En relación a tener una nueva mascota, la psicóloga enfatiza que cada ser es distinto y que crear conexiones con otro animal a veces puede llevar tiempo. Foto: Sam Lion/Pexels.
En relación a tener una nueva mascota, la psicóloga enfatiza que cada ser es distinto y que crear conexiones con otro animal a veces puede llevar tiempo. Foto: Sam Lion/Pexels.

Hay personas que minimizan o invalidan la tristeza que puede sentir alguien ante la muerte de su mascota, ¿de qué forma la persona que vive un duelo puede sentirse comprendida?

Recordemos que el amor que nos brinda una mascota es un amor incondicional y especial, pero que no todas las personas logran vincularse así con un animal. Por eso, no hay que minimizar, invalidar o juzgar el dolor de la persona, sino escucharlo empáticamente y entender que la persona está sintiendo dolor y no puede evitarlo.

Si una persona está considerando tener otra mascota de manera inmediata, ¿opinas que esta es una alternativa positiva para lidiar con el duelo?

Considero que debemos tomarnos un tiempo para evaluar el impacto de la pérdida pues podríamos proyectar nuestros sentimientos en la nueva mascota. Recordemos, además, que un proceso de duelo lleva su tiempo y es normal sentir que uno regresa a etapas iniciales. La culpa, como ya mencioné, es un sentimiento frecuente y debe sanarse.

Al adoptar a una nueva mascota, podemos llenarnos de ansiedad al querer hacer todo “bien” y podemos sobreproteger a la nueva mascota. Otra cosa que también podríamos hacer es comparar ambas mascotas y colocar muchas expectativas en el nuevo compañero.

Encuentra más artículos acerca de tenencia responsable de mascotas en Para conocer más sobre la labor de WUF y adoptar o apadrinar una mascota, ingresa a .