Hoy en día, la acupuntura en animales se practica en perros y gatos, principalmente.
Hoy en día, la acupuntura en animales se practica en perros y gatos, principalmente.
Andrea Carrión

Uno de los casos más emblemáticos para Juan Gómez de la Torre se llama Titino. Ese era el nombre de un perro que hace unos años llegó a su consultorio con serios problemas en sus cuatro patas. Estaba paralítico y sus dueños, tras probar varias formas de ayudar a su mascota sin mayor resultado, acudieron a este médico veterinario especialista en acupuntura veterinaria para ver si la medicina alternativa podía hacer algo por él.

Gómez de la Torre cuenta que después de algunas sesiones, Titino salió de su consultorio caminando y pudo recuperar su calidad de vida.

“¿Cómo funciona la acupuntura? Para mi sigue siendo un misterio, pero el hecho es que sí funciona”, asegura este médico veterinario que decidió dar un paso en dirección a Oriente para complementar su conocimiento en medicina convencional.

A esta perrita llamada Lily, el Dr Juan Gómez de la Torre la trató para corregir una cojera. (Foto: Andrea Carrión)
A esta perrita llamada Lily, el Dr Juan Gómez de la Torre la trató para corregir una cojera. (Foto: Andrea Carrión)

La acupuntura es una forma de curación ancestral originaria de la China que tiene más de 4 mil años de antigüedad. Consiste en la aplicación de agujas muy delgadas en determinados puntos del cuerpo con el objetivo de tratar toda una serie de problemas de salud. Esta práctica parte de la idea de que el cuerpo humano tiene energía acumulada en distintas zonas llamadas meridianos y cuando esta energía se desequilibra, da paso a las enfermedades.

Intrigados por cómo empieza y cómo funciona la acupuntura en animales, conversamos con Gómez de la Torre.

¿Cuál es el origen de la acupuntura veterinaria?

Comenzó con animales de guerra y de producción, como caballos y ganado, y poco a poco fue ingresando al ambiente doméstico, cuando el perro empieza a ser parte de la familia.

En esa época se trabajaba primero con piedras. Se han encontrado talladas de tal forma que tenían puntas a un extremo y también se han encontrado huesos de personas con marcas en zonas de acupuntura que demuestran que habían sido trabajados con estas piedras. Años después vienen las agujas hechas en base a espinas de pescado, luego los palitos de bambú bien afilados, y ya más tarde las agujas se empiezan a hacer con metal en diferentes tipos y tamaños. Finalmente se hacen desechables, como es en la actualidad.

¿Cómo funciona la acupuntura veterinaria?

La teoría, tanto para personas como animales, dice que existen canales de energía que atraviesan todo nuestro cuerpo, que van de la cabeza a los pies y siguen todo un circuito. Son 14 canales principales a través de los cuales circula energía durante las 24 horas del día y por ciertas horas, la energía se concentra en determinados canales.

Esos canales corresponden a cada órgano del cuerpo: pulmón, corazón, hígado, riñón, intestino grueso y delgado, vejiga, etc. y ahí es donde se dividen en Ying y Yang, que es las estructura en la que se basa este método de sanación.

El Ying es oscuro, frío, triste, abajo, mientras que el Yang es alegría, sol, luz, calor. Entonces todo el mundo dice ‘¡Qué tal raza! ¿Por qué uno es tan lindo y el otro no?’ Lo cierto es que todo extremo es negativo. Vayamos al Ying puro. ¿A quién le gusta irse al Polo en pleno invierno y congelarse de frío? Ahora vamos al Yang puro. ¿A quién le gusta irse al Sahara en el día más caluroso del año?

¿Qué debe de gobernar entonces? El balance entre el Ying y el Yang. Mucho Ying malogra, mucho Yang malogra. Con la acupuntura balanceamos ambos elementos pues es la única forma de lograr un equilibrio en el cuerpo para mantenerlo sano. El Ying nutre para que el Yang trabaje y con energía produzca sustancias para que el Ying pueda nutrir. Así funciona.

Una sesión puede durar media hora, aproximadamente. (Foto: Andrea Carrión)
Una sesión puede durar media hora, aproximadamente. (Foto: Andrea Carrión)

¿Qué pasa cuando hay una enfermedad?

Hay un desbalance. Por ejemplo, ¿Qué es el dolor? Es un bloqueo del canal de energía y cuando este canal se desbloquea, el paciente empieza a vivir una vida normal, recupera su calidad de vida.

Ahora, cada caso es único. No es como con el tratamiento con antibióticos que sabes que en 7 días ya estarás bien. Aquí no. No se sabe exactamente cuándo empieza a funcionar; si en la primera, segunda, tercera... o sexta sesión. O también puede no funcionar, como todo en la vida.

¿Qué cura la acupuntura?

Todo. Está hecha para curar problemas digestivos, pulmonares, artríticos, autoinmunes, cojeras... Lo más espectacular es cuando te llega a consulta un animal arrastrándose y luego de algunas sesiones, se va caminando normal. A veces llegan unos con diarreas terribles, les pongo las agujas y se arreglan.

¿Dónde se insertan las agujas?

En los acu puntos. Son zonas de alta concentración de energía, de terminaciones nerviosas, de vasos sanguíneos. Y no necesariamente el acu punto está a la altura del órgano, puede ser que el acu punto que va al hígado esté a la altura de la muñeca. Es muy útil porque a veces cuando tienes un animalito nervioso, por ejemplo, y debes de trabajarle el ojo y no lo puedes hacer directamente en el ojo, ¿qué haces? Trabajas el estómago del otro lado, es el mismo canal.

En el cuerpo hay más de 400 puntos, todos sirven y dentro de estos, hay puntos maestros. Puedes trabajar en base a ellos. Por ejemplo, hay un punto que se llama el 3 millas; estómago 36 e intestino grueso 10. Se usa cuando hay extrema debilidad en los animales para caminar. El nombre viene de muchos años atrás cuando el ejército de Mao Tse Tung estaba agotado. Sus hombres ya no podían caminar y debían seguir, entonces los acupunturistas hicieron lo suyo y los soldados pudieron continuar.

La mascota se llega a relajar al punto de quedarse dormida.
La mascota se llega a relajar al punto de quedarse dormida.

¿Es necesaria una percepción o sensibilidad particular de parte del médico tratante?

Definitivamente que sí. Es más, se dice que si un día no te sientes bien, mejor no hagas una sesión de acupuntura porque la energía puesta por el especialista es fundamental para la curación del paciente. Todo eso puede sonar a ‘bla, bla, bla’ para la medicina occidental porque ésta es bien práctica. Ahí uno llega al consultorio del médico, te chequea, te manda a hacer análisis, ve resultados y te receta medicamentos. Aquí no, aquí muchas veces no tengo ni radiografías ni análisis, solo utilizo las manos, el conocimiento, sintiendo el pulso. Así fue con Titino.

¿Es necesario hacer mantenimiento?

Sí. Por ejemplo, con una pastilla, si no sigues el tratamiento y la tomas al día siguiente, vuelve el dolor. En acupuntura el alivio dura más tiempo, sin embargo, sí hay posibilidades de que vuelva el dolor. Cuando hay una lesión, como displasia de cadera o un problema de columna, o incluso condiciones como epilepsia, lo aconsejable es regresar cada 2 o 3 meses y hacer mantenimiento. Y es que la lesión no deja de existir, no se va a ir, pero el dolor puede manejarse muy bien con sesiones de acupuntura y sin efectos colaterales. Lo bueno es que hay alivio y eso sucede una vez que logras desbloquear el canal.


Para es fundamental compartir este tipo de temas y entrevistas pues parte de nuestra misión es promover una tenencia responsable de nuestras mascotas, las que tal como se ve en esta entrevista, pueden ofrecernos opciones para encontrar soluciones donde creemos que ya no las hay y así ayudarnos a mejorar la calidad de nuestras vidas y la de nuestras mascotas.

Al ser una asociación sin fines de lucro que promueve la adopción de perros y la tenencia responsable de mascotas, desarrolla proyectos que contribuyan a la construcción de un mundo mejor para todos los perros.