Honey fue encontrada en un mercado de San Martín de Porres donde la botaban con agua de los puestos por su olor a sarna. Al albergue Voz Animal le tomó 2 meses sanarla y 6 meses después fue  adoptada. Hoy vive en Jesús Maria. (Foto: Cortesía)
Honey fue encontrada en un mercado de San Martín de Porres donde la botaban con agua de los puestos por su olor a sarna. Al albergue Voz Animal le tomó 2 meses sanarla y 6 meses después fue adoptada. Hoy vive en Jesús Maria. (Foto: Cortesía)
Andrea Carrión

Desde que empezó la cuarentena en el Perú, la metodología en los procesos de adopción de la mayoría de albergues y rescatistas de animales en estado vulnerable se ha hecho más riguroso. En un inicio, esto se aplicó para evitar la propagación del COVID-19, pero luego, al pasar las semanas y registrar un número inusual de solicitudes de adopción, las cosas cambiaron aún más.

Solo en mayo, la entregó a 9 perros en adopción, cifra record tomando en cuenta que en mayo del 2019 apenas hizo dos entrevistas que no se concretaron. Este mayo hubo 11 entrevistas.

, asociación sin fines de lucro dedicada a promover la adopción de perros y la tenencia responsable de mascotas, siempre ha sido muy cuidadoso en sus entrevistas. Pero en los meses que llevamos aislados en casa, quienes trabajan en el área de adopciones han sido más rigurosos en sus preguntas, siempre buscando que haya un ambiente adecuado para el animal, buena química y así evitar devoluciones. Y es que la entrevista en un proceso de adopción tiene como objetivo asegurar una adopción segura, responsable y duradera.

Para iniciar un proceso de adopción con WUF, ingresa a www.wuf.pe/adopta
Para iniciar un proceso de adopción con WUF, ingresa a www.wuf.pe/adopta

Un ejemplo sobresaliente en esta cuarentena, y que también ha ajustado filtros en su proceso de adopción, es , albergue afiliado a WUF. Entre mediados de marzo y hoy, esta asociación sin fines de lucro ha colocado a 109 perros en hogares adoptivos y ya tiene 2 entregas programadas para los próximos días.

“Nuestras adopciones se han visto incrementadas de manera nunca antes imaginada. A pesar de que nuestros filtros de adopción se han ajustado para evitar de que en un futuro incierto haya devoluciones, hemos tenido mucho éxito entregando animales a hogares. Los enviamos en un taxi autorizado, previa video llamada con la familia para conocerla bien, ver el ambiente en el que viven y hacerles una serie de preguntas que aseguren el bienestar y seguridad de nuestros peluditos”, comenta Anais Anaya, co-fundadora y directora de Voz Animal.

Los “antes y después” que presentamos a continuación son solo una pequeña muestra de la experiencia que está teniendo Voz Animal.

Mario fue encontrado en Villa María del Triunfo sin un solo pelo. Su tratamiento para rehabilitarlo duró 4 meses y recién 2 años más tarde fue adoptado por esta amorosa pareja. (Foto: Voz Animal)
Mario fue encontrado en Villa María del Triunfo sin un solo pelo. Su tratamiento para rehabilitarlo duró 4 meses y recién 2 años más tarde fue adoptado por esta amorosa pareja. (Foto: Voz Animal)
Elliot fue rescatado en San Juan de Lurigancho. Tenía erliquia , anemia, hongos y sarna. Tomó 4 meses de tratamiento para sanar y esperó un año en el albergue, hasta que en este mayo de cuarentena, finalmente fue adoptado por una familia de Miraflores.
Elliot fue rescatado en San Juan de Lurigancho. Tenía erliquia , anemia, hongos y sarna. Tomó 4 meses de tratamiento para sanar y esperó un año en el albergue, hasta que en este mayo de cuarentena, finalmente fue adoptado por una familia de Miraflores.
A Shaggy lo rescataron en los Alamos de Monterrico sin un solo pelo. Lo trataron 6 años y estuvo 1 año en el albergue Voz Animal. Fue adoptado hace poco y hoy vive en San Borja.
A Shaggy lo rescataron en los Alamos de Monterrico sin un solo pelo. Lo trataron 6 años y estuvo 1 año en el albergue Voz Animal. Fue adoptado hace poco y hoy vive en San Borja.
Martín fue rescatado de San Martín de Porres. Tenía neumonía, 'cherry eye', erliquia y anemia. Se recuperó en 10 meses y fue adoptado 8 meses después.
Martín fue rescatado de San Martín de Porres. Tenía neumonía, 'cherry eye', erliquia y anemia. Se recuperó en 10 meses y fue adoptado 8 meses después.

El factor principal que explica esta explosión en las adopciones es que ahora las personas pasan más tiempo en casa, entonces hay más tiempo para dedicarle al animal y armarle una rutina para que se adapte a su nueva vida. Pero siempre cabe la posibilidad de que haya quienes adopten para sentirse acompañados y es aquí donde Voz Animal incluye preguntas clave que hacen más riguroso el proceso de adopción. Por ejemplo, “¿Dónde te ves en 1 año? “, “¿Dónde te ves en 5 años?”, “¿Dónde te ves en 10 años?”.

Otra pregunta muy útil es “¿A qué sectores de tu vivienda puede acceder el animal?”. La expectativa de muchos rescatistas es que se responda “A toda la casa”, no solo patio, terraza y/o garaje.

Otra buena pregunta pasa por comprometerlos a que si se mudan, solo busquen opciones donde se permitan mascotas.

Observar con qué tanta paciencia y seriedad se llena la ficha es otro punto a evaluar en un proceso de adopción.

El ideal de la mayoría de rescatistas es que la mascota pueda estar con su familia dentro de la casa, que sea parte de todo, como es el caso de Ivette y Napo en esta foto. (Foto: Andrea Carrión)
El ideal de la mayoría de rescatistas es que la mascota pueda estar con su familia dentro de la casa, que sea parte de todo, como es el caso de Ivette y Napo en esta foto. (Foto: Andrea Carrión)

es otro albergue que ha tenido mucho movimiento en adopciones en los últimos 3 meses y medio. En mayo tuvieron 11 adopciones y en lo q va de junio ya van 5. Antes de la cuarentena, un buen mes daba máximo a 6 perros en adopción. Son buenos números, pero también son conscientes de que hoy más que nunca deben de estar más atentos a quién y cómo adopta, lo último que necesitan es terminar siendo víctimas de una moda, una tendencia o un vacío emocional temporal.

“En otros países mucha gente se alocó en adoptar una mascota y terminaron devolviéndola. No sé en el Perú. Al menos acá, por las fotos que nos mandan los adoptantes y el seguimiento que hacemos, vemos que el perro ya es parte de la familia. Los vemos echados en la cama, jugando con los hijos... todo muy positivo”, comenta Valeria Di Paolo, directora del albergue Vida Digna.

Como en estos meses ha estado más complicado movilizarse, Vida Digna ha limitado las zonas de adopciones a distritos como Miraflores, San Isidro, Surco y La Molina.

Camino a casa.
Camino a casa.

Otro cambio que están aplicando asociaciones como y Matchcota, ambos aliados de Vida Digna, tiene que ver con hacer preguntas más rigurosas para evitar que la adopción sea solo ‘porque ahora hay más tiempo y quién sabe luego’, ‘porque estoy solo y aburrido’ o ‘porque con un perro puedo salir a la calle’.

“Nuestras preguntas han variado. Ahora queremos saber más detalles sobre la rutina del adoptante y cómo será cuando vuelva a la normalidad, pensando a partir de enero. Hemos incorporado esa pregunta para ver si la gente es consciente de que en algún momento las cosas pueden volver a ser como antes y que ya no pasarán tanto tiempo en casa”, comenta Pamela Navarrete, directora de Matchcota.

Saber que el adoptante es consciente de que en algún momento las cosas pueden volver a ser como antes y que ya no pasarán tanto tiempo en casa, es clave en la entrevista. (Foto: Andrea Carrión)
Saber que el adoptante es consciente de que en algún momento las cosas pueden volver a ser como antes y que ya no pasarán tanto tiempo en casa, es clave en la entrevista. (Foto: Andrea Carrión)

Pero no todos han hecho mayores ajustes en sus fichas de adopción. Majo Morales, del albergue , también afiliado a WUF, señala que para ella y sus socios, el tema de lasa adopciones es una ruleta. Este albergue también ha registrado cifras record de adopciones en esta cuarentena y han sido tan cuidadosos como siempre en sus entrevistas.

“Nunca vas a terminar de conocer al adoptante en un tiempo tan corto y nunca vas saber qué puede pasar en algún momento de la vida de esta persona que la obligue a hacer cambios. Eso sí, siempre hemos tratado de ser lo más estrictos posibles. Por ejemplo, no damos a un perro en adopción si no es vivienda propia. Ya me ha pasado que lo devuelven porque se mudaron y no encontraron un lugar que los aceptara con mascota. Tampoco damos a extranjeros sin residencia fija en el país”, comenta Morales.

Covid es un cachorro que fue encontrado caminando solo por una carretera en Cieneguilla y que fue adoptado durante la cuarentena por un miembro de la Policía Nacional. (Foto: Wasi Wau)
Covid es un cachorro que fue encontrado caminando solo por una carretera en Cieneguilla y que fue adoptado durante la cuarentena por un miembro de la Policía Nacional. (Foto: Wasi Wau)

Todos los entrevistados para esta nota coinciden en que el motivo principal de esta racha de adopciones de cuarentena tienen que ver con que hoy en día hay más tiempo en casa para dedicarle al nuevo integrante de la familia. Todos creen que el factor moda, tendencia o aburrimiento pueden ser casos aislados, pero igual los toman en cuenta y de sospechar que así sea, la adopción sencillamente no es procesada.


*Si estás interesado/a en adoptar un perro, puedes ponerte en contacto con WUF ingresando a  o a través de sus páginas en  o .