Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka
Andrea Carrión

En el parque Luka es más conocido por picotear comida que por tener tres patas. Su energía y simpatía llaman más la atención de sus vecinos que su peculiar anatomía. Incluso él mismo pareciera ni darse cuenta que hay –o no hay– un detalle que lo diferencia de otros perros.

El día que vio su foto en redes, Giancarlo Origgi supo que ese cachorro de carita graciosa en la publicación sería su siguiente perro.

Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka

“Me encantaron su cara y sus orejas, eso fue lo primero que vi. Nunca se me ocurrió que sería un problema adicional que tenga tres patitas. Hasta ahora no lo ha sido, al contrario”, comenta Giancarlo mientras ve a Luka correr y brincar por el malecón de Barranco como si fuera un venado.

Para este perro de casi 2 años no existen los límites. Cualquiera diría que el haber sido atropellado con apenas 3 meses de edad lo había dejado traumado. Nada de eso. Ni la cirugía que extrajo por completo su pata delantera derecha frenó sus ganas de vivir.

“Es como si con él no fuera la cosa. Él salta, corre, juega con otros perros más grandes que él, hasta los ‘bulea’. Es un perro feliz”, dice Giancarlo.

Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka suelen escaparse fuera de Lima para tener más espacio donde correr libres. (Foto: Cortesía Giancarlo Origgi)
Giancarlo y Luka suelen escaparse fuera de Lima para tener más espacio donde correr libres. (Foto: Cortesía Giancarlo Origgi)
Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka

Para el mismo Giancarlo, tener a Luka es una experiencia feliz. Diez meses antes de adoptarlo, había fallecido Toby, un perro cruce de Pitbull con Boxer (se cree) que llegó a su vida cuando conoció a su ex esposa. Tres años fueron suficientes para enamorarse de la experiencia de convivir con un perro.

“De chico nunca tuve perro porque siempre viví con mi mamá. Un día, tendría veinte y tantos años, vi a un perro precioso en una tienda de mascotas. Mi mamá me cortó la viada con un tajante ‘Si llegas con perro, los dos salen por la ventana’”, recuerda Giancarlo.

Luego se mudó a vivir solo, pero trabajaba todo el día. Tener un perro hubiera sido irresponsable por la cantidad de horas que el animal hubiera pasado solo. Años más tarde llegó Toby.

Al poco tiempo de despedir a Toby, Giancarlo conoció a Gertrudis, una gatita que fue recogida por su ex esposa en alguna calle de Talara con solo 3 meses de nacida. Hoy la gata, a la que llama Gata, es una hija más.

Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka
perro contorsionista
perro contorsionista

Adoptar es lo mejor que puedes hacer. No solo por el animal, sea perro, gato o lo que adoptes, sino también por uno mismo. En mi caso, por más que la gata destruya mis muebles y muerda de vez en cuando, en los pocos momentos que se me echa encima es muy bonito. Y Luka... él es más engreído, también es cariñoso cuando quiere. Verlo correr, jugar y estar activo me hace feliz. Hasta verlo echado y doblado me hace feliz”, agrega Giancarlo.

Igual sabe que en algunos años más, toda esa actividad podría frenarse. Algunos especialistas en medicina veterinaria le han advertido a Giancarlo que Luka podría sufrir del codo y la columna por las posiciones que debe hacer para compensar el peso debida a la pierna que falta.

(Foto: Cortesía Giancarlo Origgi)
(Foto: Cortesía Giancarlo Origgi)
(Foto: Cortesía Giancarlo Origgi)
(Foto: Cortesía Giancarlo Origgi)
Giancarlo y Luka
Giancarlo y Luka

Colocarle una prótesis no ha sido una opción por el momento, “podría ser muy traumático”, le han dicho. En cuanto a una silla de ruedas, no ha encontrado una silla delantera para perros grandes en el Perú y le falta investigar en el extranjero. Todo sea por el bienestar de su Luka.

“Sospecho que puede ser costoso así que tendré que ir juntando un fondo para todo lo que haya que hacerle en un futuro”, agrega Giancarlo.

Luka y Toby
Luka y Toby
cccc (Foto: Andrea Carrión)
cccc (Foto: Andrea Carrión)

Adoptar una mascota no solo es un acto de amor sino también de mucha responsabilidad. Luka tuvo suerte de encontrar a alguien que vio más allá de su forma y su raza, o razas. Y como él hay miles y miles más esperando por un hogar.

Si estás interesado en adoptar un perro, hoy en día hay muchas opciones. Una de ellas es , una asociación sin fines de lucro dedicada a la promoción de la adopción, el trabajo de concientización sobre la realidad de los perros en estado de abandono y la ejecución de proyectos que contribuyan a la construcción de un mundo mejor para todos los perros.

Encuentra a tu compañero ideal en .