Redacción EC

Las infinitas juegan con esa sensación de confluencia entre el mar y el cielo. En arquitectura, a través de la disposición de planos y niveles, se crea una ilusión que hace que el agua de la piscina parezca fusionarse con el horizonte.

En una piscina infinita, sus muros o revestimientos que la conforman están al mismo nivel del agua. Así, da la impresión de que permanentemente se están desbordando.

¿Te gustan las piscinas infinitas? Recorre la galería de la nota y enamórate de los diseños más asombrosos.

TAGS RELACIONADOS