Redacción EC

La , como cualquier otro arte, permite dejar volar tu imaginación y diseñar los edificios más inusuales. Algunos de ellos tiene una utilidad para sus clientes mientras que otros solo quedan en planos.

Volar, flotar y desafiar la gravedad es algo que el hombre aprendió a hacer y hoy se ha convertido en cotidiano. Esta noción de libertad fue interpretada por varios arquitectos e incorporada a sus edificios y casas, hoy convertidas en edificaciones de culto.

Uno de los proyectos es Balancing Barn. A las afueras de Suffolk, Inglaterra, se encuentra esta casa inspirada en los tradicionales graneros ingleses. El 50% del exterior cubierto de acero flota sobre una pendiente

En la galería que acompaña la nota, compartimos las mejores obras arquitectónicas de altura.

TAGS RELACIONADOS