En una casa, la comodidad es algo relativo: lo agradable para una persona puede no serlo para otro. Y lo que para algunos puede ser un espacio inhabitable, otros encuentran la manera de adaptarlo a sus necesidades.

Las cinco casas que presentamos a continuación comenzaron como lugares abandonados o cosas a punto de ser desechadas. Sin embargo, con algo de creatividad y trabajo, se convirtieron en el hogar soñado para sus propietarios.

1. Casas de contenedores

(Foto: コンテナハウス2040JP / Houzz)

(Foto: コンテナハウス2040JP / Houzz)

Es una tendencia que ha ganado mucha fuerza en los últimos años por su versatilidad y por ser una manera de reutilizar materiales que, de otra forma, sería desechados. En esta vivienda de Japón construida por 2040 JP, se buscó un estilo industrial que combinaba a la perfección con el gusto por las motocicletas del propietario. La casa tiene un total de 110 metros cuadrados y se usaron siete contenedores.

2. Casas flotantes

 (Foto: Sergio Grazia photographe / coulouarn-architecte / Houzz)

(Foto: Sergio Grazia photographe / coulouarn-architecte / Houzz)

¿Por qué vivir en tierra firme si puedes hacerlo sobre al agua? En Francia, el arquitecto Yann Coulouarn tuvo la misión de transformar un antiguo bote en una casa para una familia de cuatro personas. La consigna para esta remodelación era asegurar la durabilidad y ampliar el espacio, logrando un área de 130 metros cuadrados bien iluminada con un espacio para cada persona. Los detalles marinos resaltan a la vista.

3. Un invernadero

 (Foto: Julia Schoppe / Houzz)

(Foto: Julia Schoppe / Houzz)

La floricultora Beate Sihler-Kremkau y el jardinero Lutz Peter Kremkau cumplieron su sueño de vivir rodeados de flores. Ambos hicieron remodelar un invernadero en Alemania, al cual añadieron un bungalow para usar como cocina, baño y dormitorio. La zona común está en un segundo nivel donde se aprovecha el techo transparente.

4. Una antigua atalaya

 (Foto: archipiu.com / Houzz)

(Foto: archipiu.com / Houzz)

El arquitecto Francesco Garzella del estudio Archipiu en Italia remodeló el interior de una torre de vigilancia de más de mil años de antigüedad para ser habitada por una pareja y su hija. Sus 48 metros cuadrados se dividen en tres pisos, los cuales fueron adaptados para que combinaran con el exterior de piedra. Para la comodidad de la familia, se construyó una terraza y una piscina al lado de la casa.

5. El vagón de un tren

 (Foto: Chris Snook / Houzz)

(Foto: Chris Snook / Houzz)

En el condado de Kent en el Reino Unido, los diseñadores Keith Stephenson y Mark Hampshire adaptaron un antiguo vagón de tren y lo convirtieron en una cómoda vivienda. Colocaron ventanas para aprovechar la luz natural, repintaron los pisos y paredes y le dieron un toque marítimo pues está muy cerca de la playa.