Redacción EC

Este espectacular puente circular es el nuevo hito arquitectónico para la provincia de Noord-Brabant, en los Países Bajos. Fue bautizado como Hovenring y se ubica entre las localidades de Eindhoven, Veldhoven y Meerhoven, de ahí su nombre traducido al español, "Anillo de las Hovens".

Aunque Hovenring es oficialmente una rotonda, está construido con la ingeniería propia de un puente colgante, siendo el único de su tipo en el mundo. La cubierta tiene 72 metros de diámetro y se suspende de un pilón central de unos 70 metros de altura por 24 cables

Está hecho totalmente de acero y su construcción duró aproximadamente un año, por lo que fue abierto al público en junio de 2012. Sin embargo, los cables de suspensión vibraban tanto por la acción del viento, que tuvo que cerrarse temporalmente a los pocos meses de su inauguración.

Actualmente es una ciclovía y debajo de él pasa una de las carreteras interestatales más importantes del país europeo.