Caminamos tan apurados por la ciudad que sus detalles pasan desapercibidos ante nuestros ojos. Sus parques, sus edificios, sus iglesias, sus locales comerciales, todo parece desaparecer mientras corremos de un lugar a otro. Y si se fueran realmente, ¿lo notaríamos?

es un fotógrafo que vive en Nueva York, una de las ciudades más famosas del mundo por sus edificios. Al ver como los neoyorquinos pasan rutinariamente frente al Chrysler Building o el Museo Guggenheim, decidió armar el proyecto Misplaced, una serie fotográfica en la que transporta estos íconos arquitectónicos a un desierto desolado.

Usando técnicas de retoque digital, Repponen coloca los lejos de su entorno habitual. El objetivo es llamar la atención de las personas que viven en las ciudades y animarlos a darles una segunda mirada a lo que los rodea y disfrutarlo.

 

TAGS RELACIONADOS