La sala es uno de los espacios más versátiles de la casa. Así que busca el estilo que más se adapte a ti y arma tu espacio con personalidad. Aquí te damos cinco propuestas para que tengas para escoger.

- Tradicional

Engloba varios estilos más específicos, como el victoriano, inglés colonial, campestre francés y otros del siglo XVIII y XIX. El mobiliario de la sala es formal, robusto y de líneas clásicas. La madera debe predominar, ya sea en estantes, vitrinas, bibliotecas o mesas auxiliares. Los sillones y sofás pueden estar tapizados con , jaquard, terciopelo o telas lisas con estampados clásicos. Si tus piezas son restauradas, puedes mantener el acabado original o darles un aire más moderno.

Sofas and coffee table in modern living room

(Foto: Getty Images)

-Minimalista

Utiliza pocos elementos, solo lo indispensable. El mobiliario debe ser de formas geométricas puras y de acabado sobrio. Es ideal el uso de colores neutros, como el blanco, gris, marrón o negro. Se recomiendan los acabados en cemento pulido, acero, vidrio, concreto expuesto o mármol. Si quieres lograr un estilo minimalista, mantén los espacios libres y limpios.

(Foto: Getty Images)

- Aires rústicos

Es casual y acogedor. Se emplea una paleta de colores cálidos y neutros. También tonalidades propias de la naturaleza, como el verde, marrón, rojo y otros tonos tierra. Los muebles son en general de madera y fibras naturales o sintéticas. Algunas piezas pueden ser más artesanales y otras con acabados más limpios. Los almohadones y mantas le darán a tus sofás, incluye también alfombras de sisal, plantas de interior y centros de mesa con flores de estación o frutas.

(Foto: Casa Mia)

- Contemporáneo

Se caracteriza por el uso de muebles de diseño moderno, que destacan por sus líneas rectas. Es importante que haya iluminación natural, que se puede conseguir con ventanales. Los accesorios pueden ser de acero, , bronce, vidrio, tapices lisos o con diseño, madera, mármoles y granitos. Usa colores neutros en paredes y muebles, y algunos acentos en objetos o accesorios. Por ejemplo: dentro de los cálidos puedes utilizar el marrón o beige; y como acentos, el rojo, naranja o amarillo.

(Foto: Getty Images)

- Urbano

Se trata de un ambiente desenfadado, donde el tema central es la ciudad. Las líneas rectas, formas sencillas y geométricas en el mobiliario de la sala son ideales para conservar su esencia. Se prefieren elementos y acabados en acero, concreto y vidrio. En su paleta abunda el blanco, negro y , con algunas cuotas de tonos encendidos, como el rojo o amarillo en muebles y accesorios. Complementa este estilo con una pared de ladrillos expuestos, un grafiti, un cuadro de una ciudad famosa o un vinil decorativo.

 

TAGS RELACIONADOS