• Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 5
    1/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 5

  • Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 6
    2/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 6

  • Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 7
    3/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 7

  • Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 3
    4/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 3

  • Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 1
    5/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 1

  • Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 2
    6/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 2

  • Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 4
    7/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 4

  • Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 8
    8/8

    Convierte tu comedor en el espacio favorito de la casa - 8

 

Un área social como el debe proyectar una atmósfera acogedora y confortable. Y los tonos neutros y cálidos, como los lacres, ocres, marrones, beiges y naranjas, en paredes y techos, se adecúan mejor a este espacio. Además, permiten introducir acentos de color en los tapices, alfombras, cuadros y elementos decorativos. “En estancias reducidas, aparte del blanco, funcionan también la gama de cremas, verdes claros o palo rosas en todos los muros, porque generan amplitud”, menciona la arquitecta Claudia Weis.

Otra opción consiste en destacar una pared, aplicando un acabado en microcemento para darle textura a la superficie o vistiéndola con papel tapiz. Los de tonos neutros combinados con notas fuertes, como negro, azul cobalto o dorado, aportan elegancia y sofisticación. Escoge los diseños lineales, con rombos o arabescos, para un resultado actual.

El mobiliario correcto

La arquitecta Johanna Tresierra señala que para elegir el formato de la mesa debes analizar el espacio. “Por lo general, las rectangulares y de más de 1,70 m, se utilizan en áreas amplias. Si lo que buscas es ahorrar espacio, apuesta por una redonda de 1 m de diámetro”, señala Tresierra. En estancias reducidas, inclínate por una mesa ligera de madera natural con patas delgadas, o de tablero de vidrio con estructura de metal. También integra sillas con base de hierro, respaldar bajo y sin reposabrazos, para aportar ligereza.

Mariella Savastano, docente de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, aconseja combinar el estilo de los muebles. “Acompaña una mesa moderna (base de acero brillante y tablero de vidrio) con sillas imperiales, o combina una mesa neoclásica, que se caracteriza por sus tallados en forma de hojas de acanto y patas torneadas, con sillas Eames o Bertoia”, sostiene Savastano. Además, destaca las sillas de cabecera, optando por un estilo, tapiz o color que contraste con el resto.

Define el espacio con una alfombra de pelo corto, de lana o algodón, pues no tienden a acumular polvo. Debe medir 60 cm más a cada lado de la mesa, para poder mover las sillas con facilidad.