Redacción EC

El estudio FFWD Arquitectos aprovechó la estructura de un antiguo y desgastado taller en Barcelona para convertirlo en una de estilo industrial.

Los arquitectos debieron restaurar en primer lugar las paredes y techos de la casa, que se encontraban en un estado crítico. Luego, añadieron distintos elementos, como piezas de madera y hormigón, elemenos que buscaban crear una atmosfera informal.

En ambientes como la sala, cocina y dormitorios se pueden observar paredes de ladrillo expuesto y granito, las cuales toman mayor protagonismo en la decoración. Los colores claros complementan el diseño de esta casa que parece haberse detenido en el tiempo.

Conoce más de la transformación de esta casa en la galería de la nota.

TAGS RELACIONADOS