Redacción EC

El estudio Nook architects decidió que el arte sería el gran protagonista de su último proyecto en Barcelona. Se trata de un de 118 m2, que combina piezas contemporáneas, ambientes coloridos y vigas de hierro.

El pedido del cliente era una casa funcional y amplia. Para esto, los arquitectos decidieron incluir diversos espejos entre las divisiones de ambientes, además de basar su decoración en tonos claros. Los pisos de la vivienda son de madera o cerámica.

Otro punto a destacar del departamento son sus distintas ventanas con acabados de madera clara y puertas de balcón que ayudan a crear un lugar más acogedor. Conoce más de este proyecto en nuestra galería.

TAGS RELACIONADOS