• Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 6
    1/7

    Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 6

  • Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 2
    2/7

    Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 2

  • Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 1
    3/7

    Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 1

  • Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 3
    4/7

    Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 3

  • Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 7
    5/7

    Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 7

  • Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 4
    6/7

    Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 4

  • Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 5
    7/7

    Dinos cómo es tu comedor y te recomendaremos la lámpara ideal - 5

Un espacio dedicado al disfrute, como el comedor, merece una especial atención. Y las lámparas, además de iluminar el ambiente, se han convertido en piezas protagónicas de la decoración. 

A las clásicas arañas, se suman las lámparas que destacan por sus líneas sencillas y formas llamativas, que las convierten en verdaderas obras de arte. Están hechas con materiales diversos, como el acero, el aluminio, la madera, el ratán y el fierro envejecido, acorde con el estilo que prima en el comedor.

Las lámparas pueden romper con la rigidez visual de diversas maneras, ya sea apostando por una de formas curvas o creando desniveles con la altura de los cables sujetos a  focos decorativos. “Otra manera de generar movimiento en el comedor es ubicando una luminaria suspendida de varios brazos, colocados de manera irregular. También las que tienen una figura en espiral o planos seriados”, refiere Natalie Luna, de Eglo Iluminación.

Además de sus novedosos diseños, las lámparas son capaces de crear distintos escenarios, mediante efectos de luz directa o indirecta, en las paredes y los techos. “Las lámparas de techo pueden compartir espacio con braquetes, que proporcionan luz indirecta para crear un efecto dramático. Las de pie también funcionan en el comedor, ya que enfocan y definen esta zona”, dice la arquitecta Marcela Riofrío, de Hilite.