Conseguir un espacio agradable es importante si hablamos del dormitorio y sobre todo de la cama. Cambiar el tipo de sábanas, cubrecamas, cojines y crear contraste en los colores, o renovar la cabecera y mezclar los accesorios correctamente ayudará a que logremos un mejor descanso.

Esta temporada propone colores que debería considerar, como los tonos suaves. El blanco es el color que sigue en boga y se puede integrar de distintas formas.

Una recomendación es colocar las sábanas y algunas fundas de la misma tela y color. Lo más elegante es el blanco con detalles bordados. Respecto a los materiales, los de algodón y lino son los más frescos para el verano. Un nuevo protagonista es la fibra de bambú, que absorbe más la humedad corporal.

PARA DECORAR

Tender la cama también tiene una técnica interesante. Se aconseja colocar el faldón, luego la base de cama o la sábana con elástico y encima una sábana que tenga algún detalle al doblar. Doblar la sábana encima y el edredón unos 40 cm hacia los pies. Y al pie de la cama, una manta u otro cobertor doblado.

¿Cuántas almohadas y cojines se deben colocar sobre la cama? Esto depende de cada gusto, pero le recomendamos poner como mínimo cuatro en una cama queen y seis en una king. La cama de plaza y media se aprecia bien solo con dos almohadas y pequeños cojines decorativos.

CABECERA DE IMPACTO

En esta pieza, los tonos neutros son básicos, ya que se complementan con las lámparas y la ropa de cama. Si se busca una cabecera tapizada, sería ideal elegir un textil fresco y ligero como el algodón o el lino. Si prefiere una cabecera de madera, puede llevar un detalle de color.

Los tonos champán o marfil, el estilo de madera tratada envejecida, o los colores cerezo, ébano y dorado son tendencias clásicas de esta temporada. Para apreciar mejor el diseño de la cabecera, no seleccione cojines muy altos.

TAGS RELACIONADOS