La mesa de centro es esencial en una sala, “porque espacialmente hace que todos los elementos se vean como un conjunto y no independientes; además, sirve como apoyo”, dice la arquitecta Daniella Larrabure. 

Cuando la mesa de centro destaca por su estética en la sala, se recomienda no colocar adornos o poner tres, como máximo, para no competir en importancia. Para darle dinamismo al espacio, usa mesas gemelas pegadas u opta por dos o tres de distintas alturas que se vinculen por su color o forma. "Deben llevarse entre sí, de 3 a 5 cm de alto", destaca la arquitecta Carla Cruz. 

Las mesas de centro de acero y de MDF con acabado en poliuretano se prestan para ambientes modernos; las de madera funcionan en espacios más clásicos.

Casa y Más

TAGS RELACIONADOS