¿Dormirías en la boca de una ballena? ¿Descansarías sentado entre los dientes de un cocodrilo? Si la respuesta es no, piénsalo dos veces. Las sillas del artista Porky Hefer ahora lo hacen posible.

Hefer, nacido en Ciudad del Cabo, diseñó su colección Monstera Deliciosa inspirada en animales considerados peligrosos por naturaleza. Las sillas están pensadas para ir colgadas dentro de la habitación y tienen el hocico abierto para servir como soporte.

La forma de cada animal fue trabajada con la técnica tradicional del tejido de los artesanos de Sudáfrica. Una vez lista la base, Hefer cortó y cosió el cuero con los colores y formas adecuadas para representar los animales elegidos.

Monstera Deliciosa deriva del trabajo anterior de Hefer que consistió en una serie de nidos tejidos que también servían como sillas.

 

TAGS RELACIONADOS